La actriz, Antonella Orsini, una de las mujeres que denunció los abusos sexuales por parte del director de teleseries Herval Abreu, se refirió a estos hechos y realizó un llamado a detener este tipo de actitudes.

En un mensaje en su cuenta de Instagram, Orsini agradeció el apoyo que ha recibido tras la publicación del reportaje en la revista Sábado y afirmó que tuvo miedo de denunciar esta situación porque la sociedad “normaliza” estas conductas.

“Hoy salió mi nombre en un reportaje en El Mercurio sobre el abuso en el mundo audiovisual. No es fácil poner el nombre cuando una sabe que hay que enfrentar a un machismo metido tan profundamente en la televisión, las instituciones y para qué decir en las mentes de cada uno de nosotros y nosotras. Por supuesto que cuesta, cuesta más que la cresta, pero soy mujer, tengo una hija mujer y creo que es el momento de decir Basta“, partió por señalar.

“Si me mantuve en silencio durante tiempo fue porque, tristemente, somos parte de una sociedad que normaliza este tipo de situaciones y, sinceramente, tuve miedo”, agregó.

La actriz afirma que no quiere que su hija crezca en una sociedad donde se aguante y normalice este tipo de situaciones.

“Como actriz y profesional, pongo mis emociones, intelecto y mi cuerpo a disposición de mis personajes y en manos de un director que tiene como misión sacar lo mejor de mí. Por eso confié, como cualquier actor confía en su director o directora . Dentro de ese contexto, es cuando se da esta situación que comento en el diario de hoy. Más detalles no daré de manera pública. Sentarme en un panel o dar entrevistas, hoy no me acomoda y quiero cuidarme como se cuida cualquier mujer que se ha sentido vulnerada. Guardo y respeto mi vida privada y las de mis hijos y espero se me respete aquello”, sostuvo.

Orsini realizó un llamado a las mujeres y hombres a movilizarse contra la violencia patriarcal y el abuso de poder en todos los contextos. “Hay que hacer visible lo que durante años ha sido invisible. No es una moda. Es la urgencia de abrir los ojos, por mí, por ti, por mis hijas, compañeras, madres y hermanas“, enfatizó.

“Gracias por respetar mi deseo de no hablar en los medios las particularidades de lo que viví. Gracias a mis compañeras actrices que me han llamado solidarizando y sobre todo gracias a todas y todos quienes hacen algo porque este no sea un mundo de abusos“, cerró.

Mira la publicación acá:

Hoy salió mi nombre en un reportaje en El Mercurio sobre el abuso en el mundo audiovisual. No es fácil poner el nombre cuando una sabe que hay que enfrentar a un machismo metido tan profundamente en la televisión, las instituciones y para qué decir en las mentes de cada uno de nosotros y nosotras. Por supuesto que cuesta, cuesta más que la cresta, pero soy mujer, tengo una hija mujer y creo que es el momento de decir Basta. Si me mantuve en silencio durante tiempo fue porque, tristemente, somos parte de una sociedad que normaliza este tipo de situaciones y, sinceramente, tuve miedo. Pero no quiero que la sociedad en que crezca mi hija sea la del aguantar y normalizar este tipo de cosas. Como actriz y profesional, pongo mis emociones, intelecto y mi cuerpo a disposición de mis personajes y en manos de un director que tiene como misión sacar lo mejor de mí. Por eso confié, como cualquier actor confía en su director o directora . Dentro de ese contexto, es cuando se da esta situación que comento en el diario de hoy. Más detalles no daré de manera pública. Sentarme en un panel o dar entrevistas, hoy no me acomoda y quiero cuidarme como se cuida cualquier mujer que se ha sentido vulnerada. Guardo y respeto mi vida privada y las de mis hijos y espero se me respete aquello. No obstante, quiero invitarlas a ustedes mujeres –y también a aquellos hombres que están con nosotras en esto- a movilizarse y visibilizar la violencia patriarcal y el abuso de poder, en el mundo audiovisual y donde sea. Hay que hacer visible lo que durante años ha sido invisible. No es una moda. Es la urgencia de abrir los ojos, por mí, por ti, por mis hijas, compañeras, madres y hermanas. Gracias por respetar mi deseo de no hablar en los medios las particularidades de lo que viví. Gracias a mis compañeras actrices que me han llamado solidarizando y sobre todo gracias a todas y todos quienes hacen algo porque este no sea un mundo de abusos. #NoEsNo

Una publicación compartida de Antonella Orsini (@antonella_orsiniv) el