El centro de Kabul ha vuelto a ser el blanco de un nuevo atentado perpetrado este lunes por Estado Islámico (EI). En total, por ahora se registraron 25 personas muertas, 9 de ellas periodistas, mientras que otras 49 han resultado heridas en el ataque.

Según indicó la policía local, cuatro de los muertos se produjeron en una primera explosión, ocurrida sobre las 08.00, hora local, de un atacante sucida subido en una motocicleta cargada de explosivos,

Los otros 21 se produjeron en una segunda explosión ocurrida media hora más tarde, cuando, según el portavoz policial, Hashmat Stanekzai, “un suicida que se disfrazó de periodista con una cámara en la mano” se inmoló entre un grupo de civiles y periodistas que habían acudido a la zona para cubrir el suceso.

El EI reivindicó los atentados en un mensaje a través de Telegram señalando que un primer terrorista detonó su chaleco explosivo en el edificio de la Inteligencia afgana y un segundo hizo lo mismo en la calle para sorprender a las personas que habían huido del primer ataque y “hacerlos pedazos”.

El Comité para la Seguridad de los Periodistas Afganos (AJSC, en inglés), aseguró que entre los fallecidos hay nueve periodistas. Stanekzai confirmó también la muerte de cuatro policías que estaban acordonando la zona cuando se produjo la segunda explosión.

Desde el Ministerio de Salud Pública indicaron que entre los fallecidos están Khair Muhammad, de la cadena afgana Tolo News, y Ebadullah Hananzai, de la emisora Azadi Radio. El fotógrafo Shah Marai, de AFP, también murió por la explosión, según confirmó la propia agencia en su cuenta de Twitter. ”El fotógrafo en jefe de Agence France-Presse en Kabul, Shah Marai, ha muerto. Murió en una explosión contra un grupo de periodistas que habían corrido al lugar de un ataque suicida en la capital afgana”, indicó el medio francés.

La cadena de televisión 1TV informó de que un cámara, Nawroz Rajabi, y el reportero Ghazi Rasouli fallecieron en el ataque. También falleció un periodista de Jahan TV, que aún no ha sido identificado.

El grupo yihadista ha perpetrado varios atentados en Kabul en lo que va de año. Hace apenas una semana, un ataque suicida contra un centro de registro de votantes en el oeste de Kabul causó 69 muertos y heridas a cerca de 120 personas. Sin embargo, los talibanes también han acechado la población y la ciudad con ataques mortales en los últimos meses. A finales de enero, hicieron explotar una ambulancia bomba en plena calle de un céntrico barrio de la capital, matando a más de un centenar de personas.