Luego de que se conocieran las denuncias por acoso y abuso sexual y violación de siete mujeres en contra del productor Herval Abreu, el fiscal regional metropolitano oriente, Manuel Guerra, decidió abrir una causa penal por eventuales delitos sexuales en contra del ex director y productor de teleseries como “Machos” y “Soltera otra vez”.

“No hay una denuncia, pero en base a los graves antecedentes que se expusieron en ese reportaje decidimos abrir de oficio una investigación enfocada en esclarecer esas denuncias que según nuestro análisis describen eventuales delitos de carácter sexual y también con el propósito de prestar apoyo y contención a esas víctimas, mandato que tenemos como fiscalía también”, dijo Guerra a La Tercera.

Quien estará cargo de tramitar la causa será la fiscal jefa de Las Condes, Lorena Parra, que cuenta con una vasta trayectoria en el Ministerio Público. De hecho fue ella, junto a la fiscal Carmen Gloria Guevara, quienes consiguieron una condena en contra del sacerdote John O’Reilly por abusos de menores.

“Abriremos también un espacio para quizás otras víctimas que puedan querer ser parte de esta investigación con algún testimonio que quizás la revista no recogió”, agregó Guerra, quien explicó que en el reportaje de revista Sábado que develó la situación se describen situaciones que podrían configurar acoso laboral, pero también algunos que se enmarcan en figuras penales.

“Lo más importante para nosotros es poder darle protección y contención a víctimas que han estado silenciadas por años. Durante la investigación se establecerá si existen antecedentes para imputar delito, si estos ya están prescritos o no, pero es necesario esclarecer todo esto, sobre todo porque en casos que involucran a adultos se tiende a no creer o poner en tela de juicio ciertos testimonios y por eso nos pareció importante ante los hechos relatados abrir de oficio una causa”, señaló.

En primer lugar, la fiscalía citará a declarar a las siete mujeres que aparecen en el reportaje y luego a testigos que en estas telenovelas pudieran aportar información, así como también interrogar a Abreu en su calidad de imputado de las conductas que se investigan.

El caso ha generado tal alcance que también desde el gobierno se refirieron al tema, y en su tradicional vocería de los lunes, la ministra Cecilia Pérez calificó los hechos como de “máxima gravedad”, y agregó que la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, acompañará a las denunciantes “no solo con apoyo psicológico, sino que también concurriendo en las querellas o denuncias que ellas estimen necesario hacer en los tribunales, patrocinándolas y así posibilitando que el gobierno se haga parte en el proceso judicial para poder establecer las condenas necesarias para que estos hechos sean sancionados por la justicia”.