La ilustradora Marcela Trujillo, conocida popularmente como “Maliki”, es hoy una de las grandes exponentes del cómic nacional.

Sin embargo, el camino no ha sido fácil. En el programa #CaféConNata, conducido por Natalia Valdebenito en Súbela Radio, Maliki dio a conocer un violento episodio de abuso de poder y acoso que vivió hace unos años, el que la marcó en su carrera y que hoy, contándolo, puede superar.

“Tuve un episodio muy heavy con un editor. Lo que hice fue dibujarlo para sacármelo de encima, lo dibujé como cuatro veces”, aseguró Trujillo en la entrevista, donde relató por primera vez el vergonzoso episodio que vivió de Rodrigo Dueñas, Carlos Reyes y el comediante Rodrigo Salinas (ex Club de la Comedia).

Marcela Trujillo

Esta es su declaración completa en el programa:

“Fue en Feroces Editores, que editaron mi primer libro. A ellos se les ocurrió que yo publicara, muy buena onda, estaba Rodrigo Salinas, Rodrigo Dueñas, Carlos Reyes. Hicimos el libro, pero fue super complicado porque, por ejemplo, yo quería cambiar el color de la tapa, y ellos no querían. Y el libro era mío. Yo quería que fuera rosado y me decían ‘no rosado como niñita, nada que ver’.

Ahí caché que tenían una onda machista y me empecé a alejar. Me alejé de ellos y después les empecé a criticar cosas, pero Rodrigo Salinas empezó a tener pica conmigo. Pasó un tiempo y de repente me llega un cheque de Ocho Libros, la distribuidora. Resulta que ellos se equivocaron y el cheque era para Feroces Editores. Pero yo no me di cuenta y al otro año pregunto quién me paga, si ellos u Ocho Libros. Dicen que ellos porque Ocho Libros no debería pagar.

Me acusaron que me había robado la plata. Llamé y les devolvieron la plata al día siguiente. Y a la semana hicieron programa en Internet donde invitaron a dibujantes y dijeron: ‘Invitamos a una dibujante chilena muy conocida, Marcela Trujillo, que venga Maliki’… y llegó una vedette argentina, casi en pelotas, con plumas, bailando. Estaban todos súper curados en el video. Le tocaban el poto, le ponían la cabeza entre las tetas y en la tele ponían ‘Marcela Trujillo, Maliki‘, ¡todos mis nombres! La hicieron dibujar y ella dibujó un corazón y empiezan ‘ah que dibuja bonito la Maliki’.

Yo no lo podía creer, eran mis editores, mis amigos, eso no se puede hacer. Cómo tan machista, tan indigno. Después me llamó la hermana de Rodrigo para retarme porque hablaba mal de su hermano en Internet. Eso fue lo único que recibí de ellos, porque nunca nadie me pidió disculpas.

Después leyeron una carta donde me acusaron de robarme plata. ¡Y eran 350 lucas! Pero bueno, después me enteré que habían muchas historias de que Rodrigo Salinas hacía eso con las mujeres.

Cada vez que contaba esto me ponía a llorar, me da mucha pena que me hayan faltado el respeto. Yo me aleje de esa gente, nunca más fui a nada, no quería encontrarme con ellos”.

La denuncia generó polémica inmediata y la propia Maliki recordó un cómic que publicó donde relató la misma situación. Fue en una edición de El Desconcierto impreso, donde cambió los nombres de los involucrados.

En noviembre del año pasado, la misma Maliki aseguró que nunca hizo la denuncia legal “porque me dio miedo. Estaba casado con una persona cuyos padres eran abogados y políticos conocidos. No quise meterme en un cacho”

Después de la denuncia en Súbela Radio, dos de los protagonistas se contactaron con Marcela Trujillo para pedirle disculpas.