Nicolás Jarry (65°)  consiguió un épico triunfo sobre Leonardo Mayer (45°) en su debut en el ATP 250 de Estoril en Portugal.

El chileno salvó seis match points en contra en el segundo set y reaccionó a tiempo para dar vuelta el partido en la arcilla lusa. Jarry venció a Mayer por parciales de 3-6, 7-6 (7) y 6-4, en dos horas y 16 minutos de juego.

Mayer golpeó de entrada y obtuvo un quiebre en el primer set que le permitió ponerse 3-1 arriba. Después de eso, mantuvo su saque y cerró sin complicaciones el primer set.

En la segunda manga, parecía que el argentino se quedaría con el partido tras quebrar nuevamente el saque del chileno y quedar 6-5 arriba y sirviendo para quedarse con el match. Sin embargo, Jarry sacó toda su garra y quebró de vuelta, dejando todo para el tie break.

En el desempate, el “titán” sacó su mejor repertorio y ganó por 9-7 y dejó el partido empatado. Antes de quedarse con el set, el nieto de Jaime Fillol debió sacarse 6 puntos de partido en contra.

En el tercer set, Jarry logró quebrar el servicio del argentino y quedó 5-4 arriba tras lo cual sentenció el juego en el décimo game.

Con este resultado, Jarry venció al séptimo cabeza de serie y se instaló en la segunda ronda del torneo luso, donde tendrá que enfrentar a Ricardo Ojeda Lara (206°), quien venció en la primera ronda al local Frederico Ferreira (263°) por 6-4 y 7-5.