Este miércoles, y a través de sus redes sociales, la artista multiintrumentista Felicia Morales dio a conocer su malestar luego de enterarse que el pasado 22 de marzo la justicia decidió archivar la denuncia por violencia de género que ella interpuso en contra de su ex pareja, Pablo Muñoz, un conocido productor musical de la industria.

En febrero pasado, la cellista y ex corista de artistas como Gepe, Javiera Mena y Mon Laferte publicó un relato sobre su relación amorosa y en el que reveló que Muñoz la agredió de manera física y psicológica durante todo ese período. “Escribo esto porque es mi verdad, viví 5 años de violencia psicológica grave, dos veces golpes fuertes en la cara y esta persona está tranquila en su casa con su historia inventada”, escribió entonces.

Entre los episodios más duros, Morales reveló que, en el marco de una gira con Gepe en el Festival Vive Latino, Muñoz la golpeó por no poderle conseguir una entrada para su concierto. También que su ex pareja llegó a tal punto de control que la hizo elegir entre él o seguir tocando con Gepe, cosa a la que ella terminó accediendo.

Al publicar la decisión de la justicia, luego de haber hecho llegar los antecedentes a la Fiscalía de Ñuñoa, Morales escribió: “Más de 80 páginas con testimonios, pantallazos que demuestran su degeneración sexual online desde el año 2012, mi foto tomada el 2015 que evidencia los golpes recibidos, fotos de él desnudo, de su pene y las conversaciones sexuales con al menos otras 8 niñas que para la justicia no fueron suficientes para acreditar un delito“.

“Esta persona está libre, con sus papeles limpios, próximo a viajar a Europa con su familia y listo para proceder de la misma manera una vez más pues la justicia lo ampara”, agregó ella, y luego cerró: “Espero algún día esta justicia de hombres y para hombres también nos considere para que casos como el mío y tantos otros no queden impunes. Me queda la conformidad de haber hecho todo lo poco y nada que la ley permite en estos casos de violencia contra la mujer“.

El día 22 de marzo se archivó mi causa por falta de pruebas. Más de 80 páginas con testimonios, pantallazos que demuestran su degeneración sexual online desde el año 2012, mi foto tomada el 2015 que evidencia los golpes recibidos, fotos de él desnudo, de su pene y las conversaciones sexuales con al menos otras 8 niñas que para la justicia no fueron suficientes para acreditar un delito. Esta persona está libre, con sus papeles limpios, próximo a viajar a Europa con su familia y listo para proceder de la misma manera una vez más pues la justicia lo ampara. Espero algún día esta justicia de hombres y para hombres también nos considere para que casos como el mío y tantos otros no queden impunes. Me queda la conformidad de haber hecho todo lo poco y nada que la ley permite en estos casos de violencia contra la mujer.

A post shared by Felicia Morales (@feliciamorales) on

En la normativa chilena, la Ley de Violencia Intrafamiliar no incluye la violencia dentro del pololeo, y el proyecto que lo contempla –a partir de casos como el de Antonia Garros– a pesar de haber sido ingresado para su discusión por Michelle Bachelet en agosto pasado, no ha tenido avance en su trámite en el Congreso.

Te recordamos que si eres víctima de violencia, o conoces a alguna víctima y quieres informarte sobre qué hacer, llama al Fono Ayuda y Orientación 800 104 008. La línea anónima atiende todos los días, las 24 horas. Gratuito también desde celulares. Además, acá puedes ver una guía sobre cómo y dónde realizar una denuncia.