Según la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, el 27,6% de los adultos chilenos son hipertensos, lo que en cifras alcanza a 3,5 millones de personas. El problema mayor es que en el grupo entre 35 y 75 años, casi la mitad de estos pacientes no sabe que padece la enfermedad, complicando la posibilidad de un temprano y adecuado tratamiento, y acrecentando las probabilidades de muerte por este motivo.

La Organización Mundial de la Salud resume en palabras simples su acción en nuestro organismo: Hipertensión significa tensión excesivamente alta de la sangre y, por tanto, mayor riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular. Además, la califica como uno de los principales factores que contribuyen a padecer cardiopatías y accidentes cerebrovasculares, que en conjunto representan la causa más importante de muerte prematura y discapacidad en Chile y el mundo, provocando cada año casi 9,4 millones de fallecidos por enfermedades del corazón. También contribuye a aumentar el riesgo de insuficiencia renal y de ceguera.

El Dr. Fernando Lanas, presidente electo de la Sociedad Chilena de Hipertensión e impulsor de realizar esta iniciativa mundial en nuestro país, confirma que este mal es el factor de riesgo con mayor mortalidad atribuible, por lo que se hace necesario adoptar medidas drásticas para controlarla, “ya que el corazón de un hipertenso podría explotar en cualquier momento”. Además, explica que la presión aumenta normalmente con la edad, por lo que los riesgos de hipertensión suben exponencialmente al pasar los años, es decir, “si a los 20 tenemos un riesgo de 12%, a los 45 aumentan a un 43% las probabilidades y, más aún, en la tercera edad, cuando el riesgo pasa a ser de un 70%”, comenta.

Si bien, las guías americanas de hipertensión arterial se actualizaron recientemente tras varios años de estudio, y rebajaron el antiguo valor que consideraba hipertensos a quienes tenían una presión arterial mayor a 140/90 mmHg, estimándola desde ahora en 130/80, nuestro país se rige por sus propias guías y mantiene el primer valor, lo que hace que hablemos sólo de un tercio de la población enferma. Sin embargo, el Dr. Alejandro Dapelo, presidente de la Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía Cardiovascular (Sochicar), explica que si utilizáramos los valores americanos, la mayoría de la población nacional padecería esta enfermedad.

El cardiólogo explica que el gran problema a la hora de atender las necesidades de esta patología, conocida como “la asesina silenciosa”, se debe a que al no sentir molestias, ni chequearse en forma preventiva, el paciente no consulta a tiempo, retrasando su diagnóstico y agravando su estado de salud sin saberlo. “Por otro lado, existe el problema de que muchos de los diagnosticados en tratamiento, no son controlados adecuadamente, e incumplen las indicaciones terapéuticas o abandonan el tratamiento mucho antes de lo determinado por el especialista. Esto pasa, incluso, en pacientes post infarto, quienes al no sentir molestias no poseen un estímulo para seguir el tratamiento”, señala el Presidente de Sochicar.

Actualmente, la realidad mundial es que en EE.UU hay alrededor de un 30% de control satisfactorio de hipertensión, en Europa alrededor de un 40%, y en Canadá, quienes han llevado a cabo una excelente campaña, se está logrando un 42%, mientras que en Latinoamérica sólo se llega al 15%. Es decir, este es un problema de salud pública no resuelto, que no ha tenido en nuestro país un desarrollo exitoso.

Campaña en Chile

Considerando lo anterior, es que la Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía Cardiovascular (Sochicar), el Ministerio de Salud y la Sociedad Chilena de Hipertensión organizan por primera vez en el país el Mes Internacional de la Hipertensión Arterial.

“Esta iniciativa surge de la necesidad de aumentar el conocimiento de los adultos hipertensos, ya que éste es el factor modificable que causa mayor número de muertes por infarto cardiovascular y, aproximadamente, la mitad de los chilenos no sabe que la padece. Es decir, es una bomba de tiempo”, comenta el Dr. Dapelo.

Para evaluar en terreno esta peligrosa condición que afecta a miles de chilenos es que las mencionadas Sociedades Científicas, junto al Ministerio de Salud, realizarán una jornada de exámenes gratuitos en la Plaza de la Aviación de Providencia, este jueves 3 de mayo, entre las 9.00 y 16.00 hrs. “Nuestra finalidad es advertir y educar al público que acuda sobre su riesgo, e incentivar la prevención”, concluye el Directivo de Sochicar.