Un día histórico se vivió este jueves en España y en el País Vasco. Tal y como estaba previsto, la banda armada ETA anunció este jueves mediante un comunicado “el final de su trayectoria”, por lo que “da por concluida toda su actividad política” y ya “no será más un agente que manifieste posiciones políticas, promueva iniciativas o interpele a otros actores”. De hecho, asegura que ya ha “desmantelado todas sus estructuras”.

El mensaje ha sido grabado por el histórico dirigente de ETA Josu Urrutikoetxea, más conocido como “Josu Ternera”, quien llevaba huido desde noviembre de 2002 y que participó en los procesos de negociación con el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para tratar de alcanzar la paz.

“Los y las ex militantes de ETA continuarán con la lucha por una Euskal Herria reunificada, independiente, socialista, euskaldun y no patrialcal en otros ámbitos, cada cual donde lo considere más oportuno, con la responsabilidad y honestidad de siempre”, señala la declaración.

El texto ha sido confirmado y verificado por el Centro Henry Dunant, una prestigiosa fundación con sede en Ginebra que trabaja en procesos de resolución de conflictos y que tiene como presidente de honor al ex ministro de Exteriores del PSOE y ex secretario general de la OTAN, Javier Solana. En una rueda de prensa ofrecida ante un grupo restringido de periodistas, el director del centro leyó el comunicado y explicó el trabajo realizado durante los últimos 15 años para tratar de alcanzar la paz.

“ETA desea cerrar un ciclo en el conflicto que enfrenta a Euskal Herria con los estados, el caracterizado por la utilización de la violencia política”, reza el comunicado. Y agregan: “Pese a ello, los estados se obstinan en perpetuar dicho ciclo, conscientes de su debilidad en la confrontación estrictamente política y temerosos de la situación que provocaría una resolución integral del conflicto”.

El texto señala además que “ETA no tiene miedo alguno a ese escenario democrático, y por eso ha tomado esta decisión histórica, para que el proceso en favor de la libertad y la paz continúe por otro camino. Es la secuencia lógica tras la decisión adoptada en 2011 de abandonar definitivamente la lucha armada”.

“En adelante, el principal reto será construir un proceso como pueblo que tenga como ejes la acumulación de fuerzas, la activación popular y los acuerdos entre diferentes, tanto para abordar las consecuencias del conflicto como para abordar su raíz política e histórica”, subraya. En tal sentido, indica que “materializar el derecho a decidir para lograr el reconocimiento nacional será clave. El independentismo de izquierdas trabajará para que ello conduzca a la constitución del Estado Vasco”.

Rajoy, impasible

Ante el anuncio, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró que “haga lo que haga” ETA no va a encontrará espacio para la impunidad y ha tildado de “propaganda” todos los movimientos que está protagonizando estos días la banda armada.

El mandatario calificó de “ruido” y “propaganda” y reiteró que “la única política de futuro en materia antiterrorista, como siempre, es aplicar la ley, que para eso está. Y que nadie -ha subrayado- se llame a engaño”.

Rajoy insistió en que “haga lo que haga ETA no va a encontrar ningún resquicio para la impunidad de sus crímenes”. Y agregó: “ETA puede anunciar su desaparición, pero no desaparecen sus crímenes ni la acción de la Justicia para perseguirlos y castigarlos”.