El director general de Asuntos Consulares e Inmigración, Raúl Sanhueza, habló sobre el caso de dos chilenos que se encuentran hace siete meses detenidos en Malasia y que podrían ir a la horca, tras protagonizar un incidente que terminó con una persona fallecida.

Se trata de los estudiantes Fernando Candia y Felipe Osiadacz, que se encuentran en la cárcel de Sungai Buloh, ubicada en Kuala Lumpur, capital de Malasia.

Según informa Bíobío, “desde agosto de 2017 (…) nuestro cónsul ha prestado la asistencia consular y lo vamos a seguir haciendo porque eso es lo que nos corresponde hacer”, recalcó.

“Estamos para servir a los chilenos”, agregó luego de la reunión con el Canciller durante la tarde de ayer miércoles.

El juicio de los jóvenes comenzará este mes de mayo. Por ello es que las familias hicieron un llamado al gobierno de Sebastián Piñera, para que interceda ante los organismos internacionales.

De acuerdo al padre de Osiadacz, espera evitar que su hijo y su amigo vayan a la horca por un accidente en el cual “ellos no tenían intención de matar a nadie”.

Sin embargo, la situación es compleja. Desde la Cancillería precisaron que las cartas de apelación que se han enviado hasta el momento han sido rechazadas.