El martes, el líder de la banda Los Tres, Álvaro Henríquez, debió ser sometido a una operación de urgencia que duró cerca de ocho horas. Se trató de un trasplante de hígado, luego de que el daño hepático del que sufría se agravó.

En conferencia de prensa, el doctor Erwin Buckel, explicó ayer que el músico “llegó en condiciones extremadamente graves”. 

Según informa Publimetro, “Álvaro llegó con un deterioro muy importante de su hígado. Acompañado por el impacto que tiene ese deterioro en otros órganos”, agregó el doctor Buckel, quien fue el responsable de dar el primer parte médico sobre el trasplante de hígado al que fue sometido Henríquez.

“Todo se produjo por una adicción al alcohol de muy larga data“, detalló el profesional. Esta adicción le generó una lesión mayor a su hígado , el que se empezó a tratar en agosto del año pasado.

“Esta es una enfermedad que hay que tratarla. Él ha tenido una tremenda adherencia al tratamiento que se le ha impuesto. Él ha ingresado a la lista de espera con todos los requisitos que se requieren internacionalmente en todas partes para ser trasplantado de hígado”, explicó Buckel.

En ese sentido, el grave estado de salud del artista, lo posicionó, según explicó Buckel, “como el paciente más grave” en Chile “compatible con el donante que hubo”.

Así, el médico despejó toda duda de cómo Henríquez recibió el hígado que le fue trasplantado.

“La asignación del órgano no la hace ni él, ni su familia, ni nosotros. La hace Salud Pública y un organismo coordinador de trasplante del Ministerio de Salud, de manera de que en esto haya un proceso transparente y súper riguroso. Hay una comisión nacional de trasplante hepático que aceptó que este paciente entrara en lista de espera, luego de los requisitos correspondiente. De manera que yo quisiera que dejáramos cualquier duda que alguien pudiera tener sobre este proceso. Quiero, además, decir que Álvaro ha pasado desde fines de agosto por un camino complejo de recuperación”, detalló. 

El vocalista de Los Tres está en la Unidad de Cuidados Intensivos y ayer al mediodía estaba en “una condición bastante crítica, conectado a ventilación mecánica”. 

De todas formas, el doctor Buckel concluyó que “estamos muy optimistas de su recuperación”.