“Yo hace muchos años que dejé de ser una niña, papá, yo soy una mujer. Y amo, amo a Bárbara Román” fueron las palabras que Mechita, el personaje lésbico interpretado por la actriz Soledad Cruz, le dijo a su padre, Ernesto Möller (César Caillet), revelándole así su relación hasta entonces prohibida; uno de los nudos protagónicos de la novela Perdona Nuestros Pecados de Mega.

Möller abofeteó dos veces a Meche, acusándola de deshonrar a la familia, pero ella se defendió: “Estoy llena de amor, un amor que usted jamás en su vida va a comprender. (…) Pégueme, si eso lo hace sentir más hombre o mejor papá, pégueme”. 

La escena marcó el punto más álgido del capítulo de este miércoles 2 de mayo, desatando en redes sociales intensas expresiones de apoyo a Mercedes, y reflejando en ella, de manera ineludible, una realidad que hasta el día de hoy sacude a la sociedad chilena.

Y es cierto, la revelación lésbica de Mechita, quien es la única de los herederos Möller en ser una profesional universitaria y tener un trabajo decente, fue duramente cuestionada y agredida por su padre, pasando por alto que su una relación amorosa con otra mujer es de profundo amor y respeto, a diferencia de sus hijos varones, quienes constantemente engañan a sus esposas y, además, son narcotraficantes.

Varios fueron las y los usuarios que se sintieron identificados con la situación y se vieron retratados en el personaje llevado a cabo por Cruz. Una de las tuiteras escribió que es muy triste “que la única persona en el mundo que quisieras que te apoyara, no sólo no lo hace, sino que en ese momento te odia. Ojalá nadie tuviera que pasar por eso”. Otra de las televidentes opinó que entre 1960 y 2018 no existen cambios ante el tema. Lamentable.