A propósito de la toma feminista que comenzaron las alumnas de la facultad de Derecho de la U. de Chile y que se ha ido extendiendo a otras universidades del país, este jueves en el programa “Mesa Central” de Teletrece Radio, el periodista y ex director ejecutivo de Canal 13, Cristián Bofill ahondó en sus dichos con respecto al caso de Herval Abreu.

El miércoles Bofill había escrito que no supo nada de acosos cuando dirigí C13, y en medio de la conversación, en que junto a Juan Cristóbal Bellolio criticaban una especie de “caza de brujas” en que se deja en una misma categoría a abusadores, acosadores y violadores, Bofill partió aclarando que “yo distingo entre feminista y feminazi, son dos cosas absolutamente distintas”, lo que generó que incluso Iván Valenzuela le reprochara –entre risas– la frase.

El periodista, que ahora se desempeña como gerente de estrategia y desarrollo de nuevos negocios Canal 13, sacó a colación el caso Gemita Bueno y dijo que a partir de él “uno ve estas cosas con mayor serenidad y tranquilidad y sopesemos con cierto juicio las pruebas”.

Luego remató con una serie de frases para el bronce: “No me sumo a linchamientos. Las acusaciones son acusaciones y las personas tienen derecho a defensa. Tampoco estoy defendiendo a Herval, estoy defendiendo el principio de que la gente tiene derecho a defensa. Una de las mayores falacias es esto de que hay que creerle a las víctimas. Las víctimas son víctimas cuando se establece que lo son y hay gente que dice ser víctima y está mintiendo, como el mismo caso de Gemita Bueno”.

Lo anterior generó la molestia de la periodista Rayén Araya, quien ocupó su cuenta de Twitter para llamar a los conductores a que “dejen de aportillar al revés, ayuden a crear consciencia y detengan a tiempo estos comentarios”.

Además, le envió a su par una serie de consejos para abordar situaciones como estas, entre ellas, que “lamente profundamente lo ocurrido. No use ‘rechazo todo abuso’. Sea específico” y que “revise su ‘tejado de vidrio’ antes de llamar a la prudencia”.