El prefecto de Fuerzas Especiales de Santiago, Fernando Burgos, fue removido por Carabineros luego que ordenó a los funcionarios de FF.EE no usar armas en las marchas. 

Según el general director de la institución uniformada, Hermes Soto, dicha instrucción fue revertida dado que se trató de un “error” y de “interpretación”. 

De acuerdo a La Tercera, el comandante Burgos fue trasladado a funciones administrativas, lo mismo pasó con el comisario de FF.EE. y dos carabineros más.