A propósito de los problemas viales que se producen cada fin de semana largo en las carreteras del país, el diputado de Revolución Democrática Renato Garín realizó un duro discurso contra las administradoras de la carreteras, a quienes acusó de tener mucho poder y entregar un pésimo servicio que resiente la calidad de vida de los chilenos.

“Hay regiones como Magallanes que no tienen conexiones viales prácticamente, que el avión es el único recurso al que pueden echar mano”, dice Garín, quien además ejemplifica con otros zonas como lampa o Quilicura y otros lugares del país: “pensemos en mi distrito, la Autopista del Sol, en la carretera F-94 en San Antonio, en la conurbación La Serena-Coquimbo, en la Región de Los Lagos en el acceso a la carretera”.

El parlamentario acusa que las autopistas permiten rentar hasta 15 veces la inversión, siendo el negocio más millonario y seguro que existe hoy, con un marco jurídico que les da mucho poder, amparadas por lobbistas y puertas giratorias.

Del mismo modo, asegura que este problema afecta un bien jurídico como es el derecho al ocio, reconocido en cartas internacionales de derechos humanos y en nuestra Constitución en el número 1 del artículo 19, que es la integridad síquica.

“El derecho al ocio que implica que la vida no es trabajar, que tenemos derecho al tiempo libre, que tenemos derecho a ocupar nuestro tiempo para recrearnos, para aprender, para leer, para estar con nuestros hijos, para cultivar las relaciones familiares”, plantea.

Garín también se refiere a la injusticia que es unir las multas del TAG con la imposibilidad de renovar el permiso de circulación. “El Estado no puede hacer un reproche a los ciudadanos por no pagar una multa”, dice.

Por último, exige romper con el monopolio de las carreteras planteando la alternativa de un tren, tal como lo había propuesto el precandidato presidencial del Frente Amplio Alberto Mayol.

Mira la intervención de Garín acá: