Este viernes el Presidente Sebastián Piñera hizo un punto de prensa en la comuna de Santiago sobre la entrega de subsidios de arriendo por parte del Gobierno.

En ese contexto es que tuvo que dejar de hablar luego que una bocina sonó ininterrumpidamente a lo lejos.

Según informa CNN, justo en ese momento pasó una carroza fúnebre a un costado de la Plaza Yarur (donde daba el punto de prensa) y con el ruido, el mandatario debió hacer una pausa en su discurso.

Al principio lo tomó con algo de humor y le preguntó al edil de Santiago, Felipe Alessandri: “¿Alcalde, este es un atentado organizado por la Municipalidad?”.

Cuando le informaron que se trataba de una carroza fúnebre, Sebastián Piñera dijo: “Bueno, pidamos a Dios que lo acoja en su santo seno”.

Pero luego se le notó profundamente incómodo, incluso enojado, con la interrupción de su discurso.

Revisa a continuación el incómodo momento: