Ayer sábado se dio por finalizado el nuevo juicio por el caso Luchsinger Mackay que condenó a tres personas por delito terrorista.

Uno de sus protagonistas fue Germán Varas Cicarelli, juez que presidió la instancia y que hoy está centro de la polémica debido a que está postulando a una notaría en Concepción.

Según indica Radio Universidad de Chile, en el sistema de concursos del Poder Judicial, Varas es uno de los 84 postulantes al cargo de notario en la Novena Notaría de Concepción, ubicada en la comuna de San Pedro de la Paz.

Si bien esto no constituye ninguna ilegalidad, es un tema polémico. Cabe recordar que uno de los últimos actos del gobierno de Bachelet fue el nombramiento como notario de Luis Toledo, ex persecutor del caso Caval, acción por la cual se puede presumir un interés político en la designación.

En el caso Luchsinger Mackay también habría un interés político por parte del gobierno de Piñera que uno de sus grandes discursos es la necesidad de combatir al terrorismo en La Araucanía.

La postulación de Varas como notario depende de que la Corte de Apelaciones de Concepción lo incluya dentro de la terna para el cargo. Tras esto, es el mismo gobierno quien define el nombramiento, en específico, el ministro de Justicia, Hernán Larraín.