La comisión de Gobierno del Senado aprobó en general un proyecto para terminar con la “ley seca” antes y durante jornadas electorales.

En específico, se trata de eliminar el inciso segundo del artículo 116 de la Ley 18.700, que expresa: “el día de la elección o plebiscito, entre las cinco horas de la mañana y dos horas después del cierre de la votación, los establecimientos comerciales no podrán expender bebidas alcohólicas para su consumo en el local o fuera de él, exceptuándose solo a los hoteles respecto de los pasajeros que pernocten en ellos”, estableciendo además clausuras de locales ante este tipo de infracciones.

La iniciativa fue presentada en 2016 por los senadores Pedro Araya y Felipe Harboe (PPD); los ex parlamentarios y actuales ministros Alberto Espina (RN) y Hernán Larraín (UDI); y el actual diputado DC Manuel Antonio Matta.

Según informa El Mercurio, para el presidente de la comisión, Pedro Araya, este ajuste se justifica debido a que “ha cesado la necesidad de cautelar el orden público por esta vía”.

“Dicha norma fue dictada en un contexto de anormalidad constitucional, en que el Ejecutivo ponía un importante énfasis en el control del orden público, aun a costa de privación de garantías constitucionales, y la realidad actual es diametralmente distinta”, añadió el legislador.

La iniciativa aún debe discutirse de forma particular, para luego pasar a la Cámara de Diputados y luego promulgarse, aunque el Gobierno no le ha puesto urgencia a su debate.