Mediante una declaración pública, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) denunció que su presidenta, Bárbara Figueroa, fue agredida en las inmediaciones de la sede del organismo, a la salida del Metro Moneda, a eso de las 14 horas de este martes 8.

El ataque incluyó golpes y escupitajes y fue realizado de manera “artera y anónima”, según explica la misiva. La situación se produjo cuando la dirigenta comunista volvía  de una reunión que mantuvo en la sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Nos parece de dudoso origen este ataque a sólo días de la conmemoración del 1 de mayo, que tuvo una masiva y unitaria participación de trabajadores y trabajadoras en la marcha realizada”, dice la Central.

“Este hecho nos recuerda las reprochables prácticas utilizadas en el pasado para acallar la voz de los dirigente y dirigentas sindicales. Queremos comunicar que la CUT, como máxima organización representativa de los trabajadores y trabajadoras de Chile, no se quedará inmóvil frente a estas agresiones”, agregan.

El ente gremial además interpuso una denuncia en Carabineros y dijo que explorará “todas las posibilidades que nos permita nuestro orden legal para perseguir lo que a todas luces es un acto de intolerancia”.

Lee la declaración de la CUT acá: