Mito:
1. Persona o cosa a la que se atribuyen cualidades o excelencias que no tiene.
2. Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o 
heroico.

Un 6 de mayo del 2003 se inicia el mito de Valparaíso Capital Cultural en el castillo de otro de los mitos porteños, el Congreso Nacional. Así, la historia comienza con un arduo debate en el Senado, que debía decidir entre Chillán o Valparaíso para ser la ciudad cuna de la principal institucionalidad cultural, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. El debate requirió de dos votaciones para que finalmente, por 33 votos a favor, 1 en contra y 6 abstenciones, se aprobara el nombramiento de Valparaíso como la capital cultural de Chile. Entre lágrimas y abrazos y con la Perla del Pacífico sonando en el fondo, el alcalde de Chillán, Aldo Bermucci y su par de Valparaíso, Hernán Pinto, se abrazaban para inmortalizar el momento, mientras éste último declaraba que “Chile está cumpliendo con sus artistas y su cultura”.

Es esta investidura la que da inicio al mito, a la ilusión de que la llegada de la institucionalidad cultural a Valparaíso traería consigo un incremento de la acción de la política pública cultural. Una narración maravillosa que, 15 años después, se encuentra fuera del tiempo histórico, y más inserta en el tiempo onírico. Hoy, en su cumpleaños número 15, la capital cultural de Chile se presenta en sociedad y no hay torta, no hay vestido, ni globos de cumpleaños y el mito se destruye. Las condiciones de creación de los artistas son las mismas, los fondos por los que deben competir sonlos mismos, la escasez de recursos con los que deben lidiar las comunidades para sostener sus prácticas y tradiciones, sigue siendo la misma y el tiempo en que Valparaíso albergaba decenas de teatros -incluso el Teatro Nacional- sigue igual de distante. Hoy, 15 años después, sólo la institucionalidad se hizo más grande, el consejo pasó a ministerio y el protagonista es aún más protagonista.

Pero el fin del mito puede dar paso a la historia. Hoy ha llegado el momento en que estos grandes castillos den cuenta de su compromiso con Valparaíso. Ya el Congreso aprobó el pago de los $1.500 millones que adeudaba al municipio y es un buen momento para que el Ministerio de las Culturas las Artes y el Patrimonio se comprometa con más espacios e infraestructura para el arte y la cultura, no sólo en el plan sino en los cerros de nuestro puerto, con más educación artística, más estrategias de desarrollo económico para nuestros artistas, más proyectos de puesta en valor de las historias e identidad de cerro, y más recursos para que la pujante creatividad y actividad de nuestras organizaciones comunitarias puedan desarrollarse. Estas, entre otras, fueron las prioridades que la comunidad nos mandató en los 8 congresos culturales realizados entre agosto del 2017 y enero del 2018 y que son parte de una primera acción para aportar a la composición de nuestra ciudad en términos culturales y un ejercicio de soberanía cultural ciudadana. Nuestro desafío es la articulación institucional que nos permita construir, junto a la comunidad, esa hoja de ruta que hemos trazado en este proceso. Hoy puede ser el fin del mito. Hoy puede ser el inicio de la historia de Valparaíso Capital Cultural de Chile. Hoy podemos estar a la altura de nuestra comunidad.


Encargada del Departamento de Cultura de la Alcaldía Ciudadana Valparaíso