Una nueva vulneración de derechos -otra más- enfrenta por estos días la víctima de La Manada. La joven presentó el pasado 5 de mayo una denuncia por presuntos delitos de amenazas y contra la intimidad tras la publicación de sus datos personales en Internet.

Después de que usuarios de foros masivos como Forocoches y Burbuja.info, conocidos por su sello marcadamente machista, revelasen la semana pasada su nombre, este sábado un portal de noticias locales publicó su foto, nombre y otros detalles sobre su vida privada y esa información se compartió después en redes sociales.

Según informa El País, la jueza de guardia solicitó a la unidad de ciberdelincuencia de la Policía Nacional que identifique a los autores de los mensajes amenazantes vertidos en foros, páginas web y redes sociales y que verifique la retirada de los mismos, tal y como solicita la víctima.

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial -el órgano de gobierno del poder judicial español- acordó también este martes abrir una investigación sobre la filtración de datos de la sentencia de La Manada, en la que los cinco acusados fueron condenados a nueve años de cárcel por abuso sexual.

Varias organizaciones feministas criticaron a los medios por publicar la imagen de la víctima en la que aparece de espaldas, la universidad y el grado que estudia y el barrio en el que vive. “Estos datos han facilitado la publicación de la matrícula universitaria de la joven en dos portales de foros de Internet”, aseguraron a la vez que exigieron a estos medios que eliminen esos datos de sus páginas y que se disculpen públicamente.

El diario Publico.es explicó en una nota de este miércoles por qué los datos personales de las sentencias son accesibles para cualquiera a través de la web del Ministerio de Justicia español. “Toda sentencia entregada a la prensa en las mismas condiciones en las que se entregó la que condenó a los miembros de La Manada por parte del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) —desde cuyo gabinete de prensa fue distribuida a los medios— es susceptible de provocar una fuga de datos personales, aunque se anonimice. Con el CSV disponible es posible acceder a una copia del documento original”. El Código Seguro de Verificación (CSV) es una serie de números y letras que identifica un documento y suele estar impreso en alguna parte del mismo. En el caso de la sentencia de ‘La Manada’, se encontraba en el lateral de cada una de las páginas de la misma. Con ese código, cualquiera puede acceder a las sentencias sin necesidad de autenticarse, pasar la más mínima medida de seguridad o enfrentarse a cualquier restricción.

La sentencia de La Manada anunciada hace unas semanas provocó una ola de indignación y movilizaciones en España luego de que los jueces decidieran que no hubo violencia ni intimidación en una violación grupal contra una joven de 18 años, en medio de la tradicional fiesta de San Fermín.