Luego de la exitosa Fonda La Matria en Septiembre del 2017, las voces de las mujeres chilenas vuelven a tomarse los escenarios capitalinos. Esta vez la cita será en Club Chocolate, en pleno barrio Bellavista. La Matria Fest será la consigna que reunirá a cuatro grandes proyectos liderados por mujeres: Roja y Negro (Ana Tijoux), Mariel Mariel, Evelyn Cornejo y Mákina Kandela, el próximo jueves 10 de mayo. Presentará el concierto la comunicadora y activista Andrea Ocampo.

La convocatoria subraya el compromiso de las mujeres en una sociedad con plena igualdad de derechos, sin discriminación de géneros y donde el respeto por la diversidad sea el eje de la convivencia. Feminismo, diversidad y migración serán temáticas esenciales de la convocatoria, a través de la confluencia de autoras e intérpretes mujeres.

Mariel Mariel convoca a un encuentro donde se busca visibilizar la baja presencia de artistas mujeres chilenas en los festivales y eventos nacionales, por lo que La Matria responde rítmica y contundentemente, abriendo un punto de encuentro entre artistas, técnicas y trabajadoras de la música con un público ávido por avanzar en igualdad y participación al son de ritmos urbanos, folk y fusión. Para comprar entradas, debes dirigirte a este link.

Roja y Negro

Es el más reciente proyecto de Ana Tijoux, ex integrante de Makiza, de amplio reconocimiento en Chile y el mundo. Su hip hop cuenta con fuertes influencias latinas y de raíz, llevándola a grabar con grandes exponentes. Hoy, su nueva búsqueda musical, se presenta cargada de matices de la idiosincrasia latinoamericana.

Mariel Mariel

Heredera de un variado legado musical que la vincula a la música de raíz desde joven, su búsqueda la ha conectado tanto con el pop y como con la música urbana. Luego de nueve años de residencia en México, donde grabó su exitoso disco Foto Pa Ti, vuelve a Chile consolidando su propuesta político-estético-musical #FlowLatino en escenarios como Lollapalooza, Ruidosa Fest y La Cumbre del Rock.

Evelyn Cornejo

Compositora oriunda de Caliboro, en los campos del Maule. Aprendió el oficio musical por su familia y, desde adolescente, se influenció del folk, además de la música popular chilena: desde Violeta Parra a Los Prisioneros. Sus letras abordan historias del campo y severas críticas políticas, mediante una fuerte impronta que la ha convertido en una de las creadoras más relevantes del circuito local.

Mákina Kandela

Banda de gran carisma, como potencia rítmica y lírica, se posiciona desde la estructura folclórica de la cumbia colombiana, en cuyo sonido se evidencia su doble origen: africano y americano, en dos gaitas (flautas de los pueblos precolombinos) y tres tambores de percusión, incluyendo la original tambora. A la fecha, la banda, ha editado dos discos y girado tanto dentro, como fuera de Chile.