El 17 de abril estudiantes del círculo de mujeres de Antropología se tomaron el edificio de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Austral de Chile (UACh), y de ese modo se convirtió en la primera casa de estudios en movilizarse “para denunciar el encubrimiento institucional con respecto a casos de violencia sexual y de género”, además de la insuficiencia de los reglamentos internos que existían a la fecha.

A la movilización se sumaron diferentes carreras y facultades, por temas particulares y generales de la universidad, con respecto a lo mismo, que elaboraron un “petitorio unificado” presentado a las autoridades universitarias, y que fue discutido este miércoles en una mesa de trabajo.

Entre las medidas solicitadas estaría la creación y financiamiento de un Observatorio de género, diversidad y no discriminación, la implementación de lenguaje no sexista en los planes y programas de asignaturas, creación y financiamiento de secretaría de género por facultad, entre otras peticiones que las autoridades se comprometieron a poner en marcha.

Valentina Gatica Gómez, presidenta de la FEUACh afirmó: “Como Federación de estudiantes encontramos positivo que la rectoría de la UACh haya respondido a las demandas que se levantaron en la Asamblea de Mujeres de la UACh y por los diferentes espacios, por parte de compañeras principalmente. En cuanto a las problemáticas de violencia de género y sexual, que no solo nos afecta a nuestra casa de estudios si no que al sistema educacional en Chile, es necesario recalcar que son demandas de años y que la respuesta si bien significa un avance debemos seguir movilizadas por una educación que realmente termine con el sexismo en el sistema educativo en Chile y tener una educación feminista”.

Durante la tarde de este miércoles, las carreras aún estaban en discusión si aprueban o no las respuestas por parte de las autoridades, con el fin garantizar además que los profesores no tomen represalias en contras de los estudiantes que se han movilizado.

Respuesta de Rectoriìa by el desconciertocl on Scribd