Contralorito los tiene a todos en la mira. El popular personaje de las redes sociales, que asumió la personalidad virtual de la Contraloría General de la República, tiene un nuevo nombre entre las cejas: Tomás Henríquez Carrera.

El nuevo jefe jurídico del Ministerio de Educación llamó la atención en su nombramiento debido a su perfil ultraconservador al mando de la ONG Comunidad y Justicia, desde donde promovió acciones judiciales contra el libro “Nicolás tiene 2 papás” y una querella contra el juez que autorizó el cambio de nombre y sexo registral de una niña trans de cinco años. El abogado, además, es cercano a José Antonio Kast.

Si bien Henríquez recibió el respaldo del ministro Gerardo Varela para ocupar el cargo de director jurídico, la Contraloría presentó reparos a su contrato y de otros cinco funcionarios del Mineduc y decidió no tomar razón de ellos.

“Frente a algunos de los nuevos nombramientos, cuyos decretos fueron confeccionados por la unidad de recursos humanos, la Contraloría se abstuvo de tomar razón por razones de forma, en cuanto faltaban considerandos de fundamentación, dados sus nuevos criterios en materia de contratación y término anticipado”, aseguraron desde el Mineduc a La Tercera.

“En ningún caso se ha tratado de una falta de cumplimiento de requisitos para ingresar a la administración pública y a estos cargos en particular. Todos los decretos están siendo modificados para cumplir con estas observaciones menores, y serán reingresados a la Contraloría”, agregaron.