La cantante Denisse Malebrán desclasificó un episodio de humillación que vivió a manos de los humoristas Benito Espinosa e Ignacio Socías, quienes en el año 2014 animaban el programa radial “El Amor es más Fuerte”.

“El año 2014, un programa radial de nombre El Amor es más Fuerte, emitió un capítulo donde su rutina se basó en situar “cosas” de una amplia dimensión que podían caber en mi vagina, Sí, lo que leen. Tres conductores competían en la genialidad de mencionar qué podría entrar en ese espacio de mi cuerpo en que, aseguraban, podía encontrarse objetos de gran valor sentimental, como el esperado estadio del Club Deportivo de la Universidad de Chile o cosas de menor importancia, pero de un porte imponente, como toboganes y/o aviones, que se caracterizan por su gran tamaño. No conformes con el calibre de la humillación pública, en la que instaban al público a participar y mencionar qué otros objetos de gran tamaño podían estar dentro mío, fueron más allá y salieron “bromas” como que en mi vagina se encontraban los restos de los Detenidos Desaparecidos y también los de Felipe Camiroaga“, partió por relatar en una extensa declaración publicada en El Mostrador.

“Quiero detenerme acá un segundo, dejando de lado el daño que esperaban ocasionar tácitamente apelando a mi sexualidad y anatomía. Me pueden decir, ¿a quién le parece gracioso el dolor de familias que esperan conocer el paradero de sus seres queridos?”, añadió.

La cantante afirmó que no sabía como explicarle la situación a la gente. “Tener que explicar que había unos “tipos” que hacían chistes sobre mi vagina y que, en medio de su carrera por hacerse notar como creativos, habían usado la figura de un conductor trágicamente fallecido y la violación a los derechos humanos de compatriotas que fueron desaparecidos. No, no había una forma cuerda de acordarlo y sólo me sumí en una vergüenza incomprensible de no entender el “por qué a mí””, afirmó.

“No niego que la rabia y la pena me duró un tiempo, porque soy madre de 3 niñas y pensé en las veces que ellas también podrían ser objeto de este tipo de ataques. Pero quedó en el pasado. Hasta hoy”, continuó.

Malebrán relató que el viernes pasado se estaba preparando para una presentación y que Benito Espinosa la contactó debido a que iba a asistir a su programa Fea Latitud.

“No le puse mayor atención por el poco tiempo que me quedaba para subir al escenario y quedamos de hablar durante la semana. La urgencia de Espinosa para conversar, era identificarse como otro de los conductores del programa en que me agredieron sexualmente el 2014 y quería disculparse. Habían pasado 4 años desde su brutal participación y ahora, a días de estar frente a frente, se atrevía a decirme que fue un  error que le avergonzaba y que esperaba que recibiera sus disculpas. Fue tan sorpresivo lo que estaba ocurrieron que atiné a decirle que entendía que las personas se equivocan y que valoraba la valentía de decírmelo, pero a los pocos minutos de haber respondido pensé que el arrepentiemiento tenía más olor a miedo que otra cosa. Ante la exposición de enfrentarme y que yo montara una revancha en vivo y en director, prefirió salir del anonimato y asumir su participación por vergüenza a ser desenmascarado. Y quiero que sepan que yo no tenía idea de quién era“, relató.

“Hasta hoy no sabía que uno de mis agresores anima este programa de TV ni que Socías lidera un programa con bastante éxito y que actúa en vivo haciendo stand up con mujeres comediantes sin una gota de vergüenza”, agregó.

“No acepto las disculpas, ni me presto para el show de ir a un programa a enfrentar la incomodidad de una explicación que nuca será lo suficientemente decente, porque nadie merece ser tratado de la forma en que me trataron”, cerró