En el marco de la movilización en contra de los abusos sexuales y de poder en las universidades, que mantiene hasta ahora más de 14 planteles ocupados por sus estudiantes, la sede central de la Universidad Arturo Prat (UNAP), en Iquique, se encuentra tomada desde la noche del pasado viernes.

Las razones de la movilización fueron confirmadas por Ornella Sciaraffia, presidenta de la Federación de Estudiantes de la UNAP, quien junto con señalar que la toma fue decidida en una asamblea ampliada de mujeres, manifestó que hay denuncias por acoso sexual en contra de 21 académicos, las que son de conocimiento de la rectoría, pero que ésta no ha brindado el apoyo necesario a las víctimas, publica Radio BíoBío.

Mediante una declaración pública firmada como Asamblea de Mujeres Movilizadas UNAP, las estudiantes señalan que “luego de un extenso debate, llegando a la decisión de tomarnos las instalaciones de rectoría como medida de presión para obtener respuestas de lo anteriormente expuesto, sin embargo, durante este acto se produjeron situaciones de violencia verbal por parte de funcionarios y directivos en contra de las compañeras movilizadas, por lo cual se decide extender la toma a toda la Casa Central”.

Frente a la existencia de casos vigente de acoso y abusos en el plantel, califican de “ambiguas” las  respuestas entregadas por las autoridades universitarias, agregando que los sumarios que se han llevado a cabo para esclarecer los hechos son “ineficientes o inexistentes”. Reclaman además el nulo avance en la aprobación y entrada en vigencia del Reglamento de Prevención y Sanción del Acoso, Violencia y Discriminación Arbitraria en la comunidad universitaria, que es una petición de los estudiantes desde del año 2015.