El Tribunal Ambiental de Santiago acogió por dos votos a favor y uno en contra la demanda por reparación de daño ambiental que presentó un grupo de vecinos de San Bernardo y Talagante, en contra del Consocio Santa Marta S.A., luego del incendio que afectó al relleno sanitario en enero de 2016.

El tribunal determinó que la empresa causó “daño ambiental al componente agua“, por lo que se le condenó a reparar “el medio ambiente dañado”. El fallo señaló además que, de acuerdo al análisis del ente judicial, la empresa incurrió en “acciones u omisiones culposas” que provocaron el “deslizamiento de la masa de residuos del relleno” y el posterior incendio.

Si bien el tribunal desestimó que la empresa hubiera causado daño ambiental a los componentes aire, suelo, paisaje y biodiversidad, de igual modo en la sentencia se estima que se debe hacer cargo de los riesgos asociados al suelo y al sistema de tratamiento terciario de los líquidos (lixiviados).

En tanto, con respecto a las acciones relativas a la reparación del medio ambiente y en específico con respecto al agua, el tribunal ordenó a Santa Marta la realización de una auditoría del manejo de todas las aguas residuales que se generan en el relleno, que identifique los vertimientos, descargas y afloramientos no autorizados, determinar su origen y características, a fin de proceder a su regularización.

Además, ordenó el retiro del suelo afectado y su disposición en el relleno -cumpliendo todos los requisitos ambientales-, en plazo máximo de seis meses.

José Luis Stark, vocero de los vecinos de Talagante, señaló que “esta sentencia es una validación de la lucha de todos estos años para demostrar el daño ambiental que el relleno ha provocado desde el principio, no solo a raíz del incendio, y para evitar que Santa Marta pueda seguir ampliándose”.