Un ataque incendiario de características homofóbicas fue denunciado este domingo por integrantes del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) de la región del Biobío. El hecho afectó en horas de la madrugada al Club Social Frida Kahlo de Chillán, un local frecuentado por la comunidad LGBTI de la ciudad.

Según lo señalado por el presidente de Movilh Biobío, Esteban Guzmán, el responsable habría sido identificado como José Cortés Muñoz, integrante de la Iglesia Evangélica Vid. “A eso de las 3:30 de la madrugada, el sujeto, quien vive en una Iglesia que colinda con el Club Frida Kahlo lanzó parafina desde la pandereta que separa los inmuebles para posteriormente encenderle fuego”, afirmó el dirigente, en declaraciones publicadas por el sitio web de la organización.

Por su parte, Jacqueline Ortega, propietaria del club, sostuvo que “escuchamos un fuerte estallido y nuestros clientes llegaron a alertarnos que nuestra terraza estaba ardiendo. Entre todos quienes estábamos en lugar apagamos las llamas para que no se propagaran. Cuando salimos a la calle a ver que ocurría, nos dimos cuenta que nuestro vecino de la Iglesia Evangélica estaba con un bidón de parafina”.

“Sin ningún tipo de pudor o arrepentimiento nos afirmó que él había comenzado el fuego, peor aún nos amenazó con matarnos por depravados”, agregó Ortega. “Si no se queman aquí, se quemarán en el infierno y si eso no pasa lo haré yo”, habría gritado el sujeto. El Movilh Biobío anunció que se tomarán las acciones legales pertinentes contra quienes resulten responsables.