Ayer, estudiantes del Liceo Carmela Carvajal realizaron una toma simbólica del Instituto Nacional (IN), reclamando ante el histórico machismo que pregona la emblemática institución, manifestado en los últimos días con el cuestionado polerón de un cuarto medio y el caso de abuso sexual que afectó a una funcionaria inmigrante.

Las alumnas fueron claras en su emplazamiento: Exigieron la salida del rector, Fernando Soto, para provocar “acciones reales contra una institución que cría machitos”.

Ante esto, salieron a responder los ex alumnos del Instituto Nacional, en una carta que fue repudiada inmediatamente en las redes sociales y dentro del mismo recinto.

El texto expone una serie de puntos donde recalca la “tradición” del IN y apenas hacen referencia a los casos de violencia machista en la institución. La carta comienza asegurando que durante 205 años, el Instituto Nacional ha servido los intereses permanentes de la República, dando a la Patria Ciudadanos que la han dirigido, hecho florecer y honrar”.

Por eso, aseguran que el establecimiento es “merecedor del ser el primer foco de luz de la Nación”.

Los ex estudiantes aseguran que “ataques sexuales o sexistas no son parte de nuestra cultura. Ni los promovemos ni los toleramos. Sean estos propios o ajenos. Sea que los protagonice alguno de nuestros integrantes, o que los suframos por mano o vociferación ajena”.

Sin embargo, la carta pasa ahora a una defensa férrea al Instituto Nacional, afirmando que es un establecimiento que opta por “la excelencia y el reconocimiento del mérito” y que, por eso, opta por ser solo de hombres.

“Quien intente desconocer nuestra historia o nuestra tradición, solo enfrentará la soledad y el olvido. Sin vanidad ni soberbia: El Instituto Nacional es y será siempre parte de la historia de Chile”, concluyen los ex estudiantes.

Mira la declaración completa acá: