Denisse Malebrán decidió denunciar un humillante episodio que involucra a Ignacio Socías y Beno Espinosa, quienes en un programa radial realizaron una rutina llena de alusiones machistas y denigrantes, continúa generando repercusiones.

Hace dos días, Socías emitió un comunicado en el que confesó que el hecho “me da rabia conmigo mismo” y aseguró entender que Malebrán no acepte las disculpas porque “la vida no se trata de cagarlas y luego pedir perdón como si nada”.

Ayer en la noche, a través de su cuenta de Instagram, el comediante continuó reflexionando en torno a su error: “Entre toda la vorágine de estos días, he recibido muchas muestras de apoyo para afrontar este momento, y si bien agradezco el cariño de la gente que sigue mi trabajo, creo firmemente que el apoyo debe ir siempre hacia la víctima, que en este caso es Denisse Malebrán, su círculo cercano y las mujeres en general; y no a quienes emitimos una serie de comentarios machistas y misóginos durante nuestro programa de radio en 2014″, comenzó.

Luego detalló que “también he visto, con caleta de pena, comentarios de personas ofendiendo personalmente a ella y a distintas mujeres que la apoyan a través de las redes. Todo esto surge precisamente para lo contrario: erradicar actitudes de ese tipo en una sociedad machista que cambia lentamente de paradigma”.

“Decidí llamar a Denisse y pedirle disculpas personalmente, sabiendo que ha pasado mucho tiempo y que la única garantía que puedo darle a ella, y a todas en general, es que mi trabajo continuará y profundizará la línea contraria al machismo que han tenido todos mis proyectos desde hace algunos años hasta la fecha, y que nada tienen que ver con los comentarios emitidos el 2014″, agregó.

En ese sentido, reveló que “ella dio por cerrado este episodio en sus redes, al menos, por una parte, porque es verdad que plantea un desafío mucho mayor hacia el futuro. Para mi, constituye un punto que permite cuestionar aún más esta y otras conductas machistas en mi labor como comediante, resarcir el daño causado con mis comentarios hacia ella u otras mujeres que podrían haberse sentido ofendidas a lo largo de mi carrera”.

De esta forma, continuó argumentando que “no es ningún favor el que uno hace llevando a cabo lo anterior, es lo mínimo que se debe hacer cuando uno es sujeto de un privilegio y lo ha ejercido como tal. Desde hace un tiempo venía haciendo este examen en mi contenido, procurando depurarlo, y confío que esto será finalmente un impulso para hacerlo aún mejor”.

Finalmente concluyó con la siguiente frase invitando a sus seguidores y compañeros de trabajo: “espero contar en este proceso con la gente que ha seguido mi trabajo hace años y que pueda servir para motivar a más colegas y seguidores a hacer lo mismo”.

Revisa la publicación a continuación:

Entre toda la vorágine de estos días, he recibido muchas muestras de apoyo para afrontar este momento, y si bien agradezco el cariño de la gente que sigue mi trabajo, creo firmemente que el apoyo debe ir siempre hacia la víctima, que en este caso es Denisse Malebrán, su círculo cercano y las mujeres en general; y no a quienes emitimos una serie de comentarios machistas y misóginos durante nuestro programa de radio en 2014 También he visto, con caleta de pena, comentarios de personas ofendiendo personalmente a ella y a distintas mujeres que la apoyan a través de las redes. Todo esto surge precisamente para lo contrario: erradicar actitudes de ese tipo en una sociedad machista que cambia lentamente de paradigma. Decidí llamar a Denisse y pedirle disculpas personalmente, sabiendo que ha pasado mucho tiempo y que la única garantía que puedo darle a ella, y a todas en general, es que mi trabajo continuará y profundizará la línea contraria al machismo que han tenido todos mis proyectos desde hace algunos años hasta la fecha, y que nada tienen que ver con los comentarios emitidos el 2014. Ella dio por cerrado este episodio en sus redes, al menos, por una parte, porque es verdad que plantea un desafío mucho mayor hacia el futuro. Para mi, constituye un punto que permite cuestionar aún más esta y otras conductas machistas en mi labor como comediante, resarcir el daño causado con mis comentarios hacia ella u otras mujeres que podrían haberse sentido ofendidas a lo largo de mi carrera. No es ningún favor el que uno hace llevando a cabo lo anterior, es lo mínimo que se debe hacer cuando uno es sujeto de un privilegio y lo ha ejercido como tal. Desde hace un tiempo venía haciendo este examen en mi contenido, procurando depurarlo, y confío que esto será finalmente un impulso para hacerlo aún mejor. Espero contar en este proceso con la gente que ha seguido mi trabajo hace años y que pueda servir para motivar a más colegas y seguidores a hacer lo mismo. Abrazos, Ignacio Socías.

A post shared by Ignacio Socías Sepúlveda (@tricampeonsocias) on