Este jueves la Corte Suprema aprobó el acuerdo conciliatorio entre el Sernac, la CMPC y consumidores, y de este modo, dio luz verde para el pago de los 7 mil pesos comprometidos por la empresa luego de que se destapara el escándalo por la colusión del papel confort.

El proceso se encontraba pausado luego de que comunidades indígenas de la región de La Araucanía presentaran un recurso para dejar sin efecto el acuerdo compensatorio, ya que consideran que el monto es muy bajo –en relación con las altas cifras que ganó la empresa en los diez años de colusión– y que no se consideró una consulta a los pueblos originarios, como lo estipula el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ratificado por Chile.

Sin embargo, el documento fue rechazado por la primera sala del tribunal, que señaló que “el acuerdo que es objeto del recurso en estudio no reviste el carácter de un acto administrativo o legislativo de aquellos previstos en el convenio, pues se trata de una resolución de carácter jurisdiccional y, por ende, el aludido cuerpo normativo resulta ser improcedente”. 

Así, a un año y 8 meses desde que la CMPC, las organizaciones de consumidores Conadecus y Odecu, y el Sernac llegaran a acuerdo, ahora el camino está despejado para el pago que recibirá cada chileno mayor de 18 años.

En marzo de 2017, CMPC depositó en una cuenta de BancoEstado los $97.647 millones del monto, y a comienzos de este mes, el director del Sernac Lucas del Villar señaló que el 58% de los afectados recibirá el pago directamente a su cuenta RUT del BancoEstado, mientras que otro 17% recibirá el dinero a través del Instituto de Previsión Social (IPS).