El próximo martes 22 de mayo comenzará el juicio al cantante de El Otro Yo, Cristian Aldana, quien está formalizado por el delito de abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante y corrupción de menores en siete oportunidades.

Las primeras audiencias están fijadas para los días martes 22 y jueves 24 de mayo, y en la causa que tiene el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°25 de la Ciudad de Buenos Aires, son siete mujeres las que lo acusan pero hay por lo menos cuatro más que van a aportar sus testimonios.

El músico argentino de 47 años se encuentra en prisión preventiva desde fines del 2016, y debido a los cargos que se le imputan, arriesga una pena que podría alcanzar los 20 años de cárcel.

Los casos de abuso relatados ocurrieron en distintos momentos de la historia de El Otro Yo, entre 1999 y 2010, siempre en las oficinas del sello discográfico de la banda, Besótico. Todo salió a la luz en abril de 2016, cuando una joven hizo una denuncia pública de violación contra Miguel del Pópolo, cantante de La Ola Que Quería Ser Chau, a lo que Aldana escribió una publicación Facebook respaldando a las víctimas. Su mensaje de “apoyo” resonó tanto que comenzaron a publicarse testimonios en su contra y al poco tiempo, tres de las víctimas hicieron un video donde relataron a cámara las violencias que sufrieron por parte del cantante.

A partir de ahí se sumaron las demás denunciantes. Según consigna la edición argentina de la revista Rolling Stone, los casos denunciados muestran un patrón de conducta por parte de Aldana: todas eran sus fans, cuando empezaron a estar con él tenían entre 13 y 16 años, la mayoría no tenía experiencia sexual y tenían una situación familiar crítica, querían ser músicas y él las contactaba a través del blog de El Otro Yo.

Algunas de ellas contaron su experiencia al medio: C. dijo que el primer contacto fue en ese chat, lo primero que su ídolo le dijo fue: “¿Sos virgen? Pasame tu teléfono”. Otra situación que se repite es que varias de ellas fueron abusadas antes de la relación con Aldana, por parte de familiares. Según el relato de C., a él eso lo excitó y le dijo: “eso te pasó porque sos re puta”.

Aldana ha negado las acusaciones en varias oportunidades. Sin embargo, cuando su abogado pidió la excarcelación hasta el juicio, esta fue denegada por la justicia argentina, que en su resolución dijo que, para cometer los delitos, se valió “de la admiración que generaba en sus víctimas debido a su actividad como integrante de una banda musical de la cual aquellas eran seguidoras”, y que se tornaba necesario evitar el riesgo de entorpecimiento por eventual intimidación a las mujeres, testigos y posibles víctimas de Aldana.