Pese a la controvertida gestión que ha tenido hasta hoy el ministro de Salud, Emilio Santelices, el titular tendría -por ahora- garantizada su continuidad en el gobierno, luego que el Frente Amplio no lograra convencer al resto de la oposición de acusarlo constitucionalmente.

Vale recordar que Santelices fue interpelado hace un par de semanas en la Cámara de Diputados por el cambio al protocolo de aborto en tres causales, el que facilitó y extendió la objeción de conciencia institucional. La semana pasada, la Contraloría General de la República rechazó tomar razón del documento, argumentando que va en contra del acceso de la salud de la población.

Tras esto es que el Frente Amplio anunció la acusación, que podría terminar con su destitución -y prohibición de ejercer cargos públicos por 5 años- si se llegan a los 78 apoyos en el Congreso. El amplio arco de la oposición llega a ese quórum, pero el problema es que las otras bancadas miran con recelo la acción propuesta por el debutante bloque político.

La DC ya había anunciado su rechazo, a lo que se sumó ayer la bancada socialista, que hizo llegar dos documentos a los frenteamplistas que explicaban porqué la acusación a Santelices no se ajustaría a derecho.

“El PS ha analizado que no se ve fundamento jurídico y tampoco viabilidad política”, aseguró Juan Luis Castro, presidente de la comisión de Salud. El también diputado Leonardo Soto, por su parte, aseguró que “nuestro norte no es derribar al ministro”.

Desde el PS, toma más fuerza la idea de impulsar una ley interpretativa para precisar los alcances de la objeción de conciencia. Sin embargo, las diputadas Emilia Nuyado y Daniela Cicardini apoyarían la acusación.

En tanto, también desde el Partido Comunista ven con dudas la propuesta del Frente Amplio. Para el presidente de la colectivadad, Guillermo Tellier afirmó que sin la DC, la iniciativa “no tiene viabilidad”. Karol Cariola, en cambio, dijo que si bien apoyarán con votos la acusación, no la patrocinarán. Es decir, no se harán cargo de realizarla.