Ayer por la tarde estaba fijada una nueva sesión de la Comisión de Familia, donde los diputados esperaban que el ministro de Justicia, Hernán Larraín, llegara con la prometida indicación sustitutiva a la Ley de Adopciones.

El problema es que el ministro llegó, pero sin la propuesta. “Los niños no pueden seguir esperando”, señaló la diputada Natalia Castillo (RD).

Larraín se comprometió a presentar la propuesta para el 30 de mayo. La presidenta de la comisión, Pamela Jiles, advirtió que sería “una declaración de guerra” si el ministro vuelve a incumplir su promesa.

De fondo estaría el desacuerdo dentro de la derecha por la adopción homoparental, que podría ser incluido en la indicicación del gobierno. “Era esperable que la derecha aún no logre acuerdo en torno a puntos que los dividen internamente como lo es la adopción homoparental, órdenes de prelación y derechos filiativos, afirmó Natalia Castillo.

Para la diputada el nudo crítico del proyecto radica en la posibilidad de que la adopción pueda darse por parte de familias y personas homosexuales o convivientes civiles. Asimismo, Castillo se mostró en contra de que el proyecto incluya órdenes de preferencia para determinar qué familia o persona está más capacitada para adoptar.

Según la abogada,“establecer órdenes de preferencia es una cuestión arbitraria y se basa en una visión conservadora de la sociedad. No existe ninguna razón jurídica ni obligaciones internacionales que exijan que los niños y las niñas sean adoptados por matrimonios; solo hay motivos morales injustificados para impulsar una política en ese sentido”.

Finalmente, los integrantes de la Comisión de Familia determinaron la realización de una jornada para recibir a organizaciones sociales ligadas al tema de infancia, la cual se realizará el próximo lunes 18 de mayo a partir de las 15 horas en el ex Congreso Nacional.