La tarde de este jueves, el diario argentino Clarín aseguró que el obispo de Osorno Juan Barros y otros tres obispos chilenos habrían presentado su renuncia ante el Papa Francisco.

Lo anterior al final de la última de las cuatro sesiones de la conferencia de “emergencia espiritual” a la que la máxima autoridad católica citó a a 34 obispos chilenos, para tratar los temas vinculados a los abusos sexuales al interior de la Iglesia.

Barros ya había presentado su renuncia ante el Papa en dos ocasiones previas que no fueron aceptadas por el líder católico, sin embargo, las fuentes de Clarín aseguran que esta vez sí lo hará “porque ahora está convencido de su culpabilidad“.

Junto con Barros, quienes también habrían dejado sus cargos son los obispos Horacio Valenzuela, de Talca; Tomislov Koljatic, de Linares; y uno de los siete episcopales auxiliares de Santiago, monseñor Andrés Arteaga, quien no asistió a Roma debido al parkinson que lo afecta.

Todos los nombres anteriores forman parte del círculo más cercano de Fernando Karadima, y de hecho, Juan Barros ha sido sindicado por sus víctimas –entre ellas, Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Murillo, quienes viajaron a un encuentro con el Papa en Roma– como uno de los principales de sus cómplices en casos de abuso sexual de niños y adolescentes. 

El medio argentino además asegura que la cifra de renunciados podría llegar hasta 12 en las próximas horas. En tanto, durante la tarde de este jueves, el papa Francisco emitió un comunicado con respecto a las reuniones que sostuvo con los obispos chilenos en el Vaticano, en que les agradeció su participación para realizar “un discernimiento franco frente a los graves hechos que han dañado la comunión eclesial”.

“Hemos profundizado en la gravedad de los hechos, así como también en las trágicas consecuencias que han tenido particularmente para las víctimas. A algunas de ellas yo mismo les he pedido perdón de corazón, al cual ustedes se han unido en una sola voluntad”, detalló.

Para la mañana de este viernes, la Conferencia Episcopal fijó una conferencia de prensa donde se espera que se refiera al asunto.