Un grupo de diputados liderados por Gonzalo Fuenzalida (RN) presentaron un proyecto de ley para que cada familia elija qué apellido tendrá su hijo, el paterno o el materno.

La iniciativa busca que, al momento de la inscripción del hijo en el Registro Civil, el apellido sea con el consentimiento de los dos padres.

El proyecto, denominado Ley Gala, ya que está inspirado en la historia de la profesora de canto del diputado Fuenzalida, Manuela Covian, quien pretende bautizar a su hija como Gala Covian.

Según informa El Mostrador, Covian conoció a Diego Valenzuela hace 11 años y se fueron a vivir juntos en Barcelona. Actualmente viven en Chile y ella está embarazada de su primera hija.

“En este sueño de ser padres, comencé a pensar en la idea de poder ponerle mi apellido, Covian, ya que al tener cuatro hermanas y por mi hermosa historia familiar con ese apellido, éste se perdería”, narró.

Manuela contó con el respaldo de su pareja “en un maravilloso acto de amor y generosidad”, sin embargo, “en el camino descubrí que no se podía”.

“¿Por qué no se puede hacer? Sentí que vivía en otro mundo… pensé en lo anticuada que son las leyes y la poca igualdad que en este país sigue existiendo con la mujer, me molestó pensar en que Gala no podría llevar el apellido de mi padre”, explicó.

El proyecto está respaldado por los legisladores Pablo Vidal (RD), Daniela Cicardini (PS), Pamela Jiles (PH) y Marcela Sabat (RN).