El diputado Diego Ibáñez (Movimiento Autonomista) y la diputada Claudia Mix (Poder) viajarán a Venezuela para ejercer como observadores electorales de las elecciones del próximo domingo 20 de mayo. De hecho, Ibáñez ya se encuentra viajando hacia Caracas, mientras Mix lo hará esta noche.

Las invitaciones a los parlamentarios llegaron de la mano Consejo Nacional Electoral y a través de la Cancillería venezolana. Ambos decidieron acudir a la cita que, según señaló el presidente venezolano Nicolás Maduro el pasado mes de abril, contará con más de 2.000 observadores del proceso.

Tanto Poder como MA han manifestado que no van a posicionarse sobre las elecciones del país caribeño hasta la vuelta de la observación electoral, a partir del próximo lunes.

Esta mañana El Mercurio publico que 36 de los 37 miembros de la directiva de Revolución Democrática manifestaron, en un documento, que sienten “preocupación ante una política de Estado por parte del gobierno venezolano, que ha buscado acallar a la oposición política, que ha desconocido la separación entre los poderes del Estado consagrada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y que no ha generado un proceso eleccionario con las garantías políticas necesarias”.

Además, el diputado Pablo Vidal (RD), quien también es miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores, explicó que RD también quería asistir como observador electoral pero consideró que ser invitados por el CNE, a través de Cancillería venezolana, es señal de un proceso electoral sin garantías. “No había ningún organismo serio que diera garantías para concurrir a las elecciones. La única invitación que tuvimos fue de la Cancillería venezolana, pero no la aceptamos porque no había garantías de agenda”, afirmó el parlamentario.