A favor de las tomas feministas se mostró la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, quien señaló que es necesario un “grito de rabia” para cambiar las cosas.

“Las cosas pasan cuando algo las gatilla. Tal vez antes hubo muchos motivos, pero quizás no estaba madura la sensación de rabia”, afirmó Matthei a Biut sobre la movilización que se realiza en distintas universidades y colegios a lo largo del país.

“A veces es necesario un grito fuerte, de rabia y, quizás también de extremismo para correr la valla. Si no, no se escucha”, agregó.

Junto con esto, Matthei señaló que los hombres nunca se han percatado de la rabia acumulada. nunca se han dado cuenta cuando pasan a llevar a las mujeres, cuando no las escuchan, cuando las interrumpen al hablar. Hay un tema cultural, muy machista, muy latino”, sostuvo.

La edil también recordó un episodio de acoso que vivió una funcionaria mientras ocupaba el cargo de senadora en el año 2010.

“Hice una denuncia por acoso sexual. Nunca se tomó en serio, siempre se sospechó que ella lo había incitado a algo, todo el mundo solidarizó con el hombre… Sabíamos que era muy difícil probar, y no se pudo. Que un hombre cite a trabajar a una mujer un sábado, sin ninguna urgencia, que después la lleve a almorzar, y que después… son cosas que no corresponden”, relató.

Para cerrar, Matthei realizó un llamado a terminar con los colegios monogénero. Me parece antidiluviano que aún existan. Deberíamos haber dejado eso atrás hace un siglo”, argumentó.