La mandolina se convertirá en el medio y el mensaje con que el músico y artista Felipink, interpretará la protesta a las iglesias protestantes.

En los coros de las iglesias evangélicas en Chile, los hombres tocan guitarra y las mujeres mandolina. Lo particular sucede cuando es un hombre quien interpreta este tradicional instrumento. El artista-performer, Felipink (Felipe Muñoz) bautiza Mandolina Mía a este concierto que se realizará este 31 de mayo en el Espacio Patricio Bunster de Matucana 100.

Felipink es, además, el nuevo protagonista de las #SesionesDesconcertadas. “A través de las canciones, vamos descubriendo una historia que habla de religión, identidad sexual, música, espiritualidad y emancipación. Las letras, los arreglos musicales, las fotografías, las gráficas, las coreografías, los vestuarios y las visuales del concierto nos acompañan a descubrir el sonido único de la mandolina y su relación con la historia de cada intérprete”, explica el artista que presentará versiones de su disco El Tigre (2017) y que define su proyecto como una “etnografía musical”.

La carrera musical de Felipink  comenzó en 2005, musicalizando poemas del poeta Pablo Paredes. Luego, junto a Los Precisos (2008), su primera banda de apoyo, aparece un elemento clave: la mandolina. La misma que tocaba en su infancia evangélica, sólo que esta vez no para adorar a Dios, sino que pregonando un afilado discurso social, en un tono festivo e irónico. Posteriormente se encuentra con Monsieur Hardy (secuencias), Graciela Rosanegra (percusión, coros) y Alonso Quijada (sintetizadores, guitarra acústica, coros) con quienes decide formar la banda con que lanzó su primer disco, El Tigre. En el concierto, además se presentará un adelanto de un documental basado en su trabajo, trabajo de la realizadora Javiera de La Vega.

No te pierdas a Felipink este jueves 31 a las 21.30 horas en Matucana 100. Venta de entradas en este link.

Felipink – Raza

Felipink – Rumba, Samba, Mambo (Cover Locomía)