Hubo una serie de anuncios, enfocados principalmente en materias de seguridad, infancia, y fortalecimiento de la familia, pero también existen otros puntos que, a pesar de que son demandas que han irrumpido con fuerza en la discusión pública, no fueron ni siquiera mencionados por el mandatario en las más de dos horas de locución.

Iniciativas como que parejas homosexuales puedan adoptar o las reformas al sistema de pensiones se convirtieron en las grandes ausentes en el discurso de la Cuenta Pública que el presidente Sebastián Piñera dio este viernes desde el edificio del Congreso en Valparaíso. Entre las causas, algunas de ellas no estuvieron presentes debido a que han generado división al interior de su conglomerado.

Educación no sexista

A pesar de que indudablemente el último mes ha estado marcado por el movimiento estudiantil feminista y sus demandas, durante la Cuenta Pública no hubo ni una sola alusión a la educación sexista, que es una de sus principales consignas.

En la misma línea de su “Agenda Mujer”, el mandatario mencionó propuestas administrativas que buscan, en sus palabras y con cita a Gabriela Mistral incluida, “recuperar el tiempo perdido y marcar un antes y un después en la forma en que tratamos a nuestras mujeres”. Entre ellas, celebró que la Ley de Universidades del Estado “que promulgamos la semana pasada” incluya un protocolo que establece mecanismos de prevención, investigación, control y sanción en casos de abusos.

Aunque en realidad dicha medida fue incorporada durante la tramitación de la iniciativa por parte del gobierno de Michelle Bachelet. El mandatario también mencionó iniciativas como el convenio del Ministerio de Defensa y Gendarmería con el Ministerio de la Mujer para combatir la discriminación al interior de dichas instituciones, mientras que sobre la demanda prioritaria del movimiento feminista ni rastros.

Demandas LGTBI

Diversidad e inclusión son palabras que ni se escucharon en la Cuenta Pública. Y a pesar de que el concepto de familia fue el eje que articuló el discurso de Piñera –se anunció la creación del Ministerio de la Familia y el Desarrollo Social y se anunció que “el progreso de una nación depende de la creatividad y esfuerzos de individuos libres y familias sanas”–, no hubo ni una sola mención al matrimonio igualitario, asunto siempre en deuda con la comunidad LGTBI.

En la misma línea, el mandatario anunció que el Ejecutivo enviará al Congreso a tramitación la nueva Ley de Adopciones, cuyo objetivo es “poner los derechos del niño como principal prioridad y encontrar para cada niño la mejor familia adoptiva posible”.

Sin embargo, no se entró en detalles sobre el texto debido a que este asunto ha generado especial debate al interior de Chile Vamos, y de hecho el conglomerado solicitó al gobierno retrasar el ingreso de la indicaciones a dicha ley hasta después de la cuenta pública. Esto para evitar tensiones y conflictos debido a que el proyecto permitiría a un juez escoger libremente entre una familia heterosexual u homosexual.

Otro de los puntos que divide los bandos en Chile Vamos es la Ley de Identidad de Género (LIG), que tampoco fue siquiera mencionada. Actualmente, la iniciativa continúa su discusión en una Comisión Mixta y durante los últimos meses de tramitación ha generado roces especialmente entre los dirigentes de Evópoli –quienes han abogado por que se incluya a los menores de edad en la normativa– y las principales figuras del conservadurismo del sector, como Jacqueline Van Rysselberghe (UDI).

Conflicto Estado mapuche

Un solo párrafo de las 74 páginas de discurso destinó el mandatario a los “pueblos originarios”, pero la palabra mapuche no se mencionó ni una sola vez. En este ámbito, Piñera anunció que durante su administración “impulsaremos su desarrollo económico y social y su reconocimiento constitucional. Promoveremos y apoyaremos su cultura, cosmovisión, lenguaje, tradiciones y formas de vida. Impulsaremos las iniciativas acordadas por el Grupo de Trabajo por el Desarrollo y la Paz en la Araucanía, la regularización de títulos de propiedad, y los incorporaremos a la administración de los Parques Nacionales en las áreas de Desarrollo Indígena”.

En un tono vertical y unidireccional, la participación no aparece por ninguna parte, y sólo se anunciaron medidas que apuntan al desarrollo de la región de La Araucanía, como el Plan Araucanía. Sin embargo, aspectos como implementación de cuotas en el Congreso y reivindicación de territorios no formaron parte del discurso.

Sistema de AFP

A pesar de la adhesión que generaron las manifestaciones y plebiscito de la Coordinadora “No + AFP”, durante la cuenta pública solo se anunció el fortalecimiento del Pilar Solidario “con un aporte especial a las pensiones de los más vulnerables, las mujeres, los de mayor edad y la clase media”.

Sin embargo, no hay luces de que haya continuidad al proceso de reforma al sistema previsional. De hecho, durante esta semana la administración Piñera decidió retirar el proyecto que crea el Consejo de Ahorro Colectivo, uno de los pilares de la reforma impulsada por Bachelet y cuyo propósito administrar “responsablemente y eficazmente” los nuevos recursos que se obtendrían a partir del “Nuevo ahorro colectivo”.