Asociación Gremial de Cirujanos de la V Región. Ese es el nombre de la asociación de 111 médicos cirujanos que acaba de ser denunciada por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) ante el Tribunal de la Libre Competencia.

Según los persecutores, desde 1985 que el grupo actúa de forma colectiva para fijar aranceles de sus servicios médicos.

Según la FNE, la asociación opera centralizando y concentrando, de acuerdo a la voluntad de sus asociados, lo que ha rotos las normas de la competencia. Además, dice que los médicos utilizaban su fijación para suscribir convenios con Isapres.

La asociación “ha trascendido a las variaciones en su nómina de asociados y directivos, constituyéndose en un objetivo de la misma, desnaturalizando sus fines como organización gremial”.

Consideramos muy grave la conducta de estos médicos, que al menos desde 1985 han usado a su asociación gremial para fijar de manera concertada los valores de sus consultas y procedimientos quirúrgicos, entorpeciendo la libre competencia en uno de los mercados más sensibles para la sociedad, como es la salud”, afirmó el Fiscal Nacional Económico, Felipe Irarrázabal.

Como sanción, la FNE pide una multa de mil Unidades Tributarias Anuales, equivalentes a $569 millones, además de la disolución del gremio.