Desde hace unas horas, la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca fue tomada por sus estudiantes como respuesta ante una serie de denuncias por acoso que sufrieron varias compañeras de la carrera. El escenario no es muy distante a lo que ya se ha evidenciado en el resto de las universidades chilenas. El machismo se ha manifestado de maneras muy similares en cuanto a contexto y lugar, pero esta vez no ha logrado su cometido de apabullar a quienes son víctimas de estas situaciones. Particularmente, ya era momento de que la ola feminista arribara en las tierras maulinas, la zona de latifundistas por antonomasia donde los dueños del feudo hacen y deshacen a su antojo en cuanta institución cae en las fauces de sus ambiciones. Siempre se ha dicho que el paso de los procesos sociales ha sido más difícil de llevar en los lares piducanos, la modorra, la comodidad, los regalones del patrón, convierten la pesada manivela de la historia en un lastre que muy pocos nos atrevemos a echarnos en la espalda. Pero aquí estamos.

Las primeras banderas moradas que vimos ondear en las marchas estudiantiles post 2011 aparecieron a fines del año 2013, por lo que era natural que el feminismo germinara en las reflexiones de universitarias y secundarias antes que en otros estamentos sociales, los que se fueron incorporando luego del nacimiento de las primeras organizaciones feministas que tuvieron un sentido político propiamente tal. Claramente en estos años las caras y los nombres han cambiado, pero los objetivos y los fundamentos siguen siendo los mismos. Las charlas, los talleres, las conversaciones, las amigas, todo eso se tradujo en la valentía que ahora están demostrando.

A las chicas que se atrevieron a denunciar: no están solas, todos quienes hemos pasado por la universidad conocemos de sobra cómo se desenvuelven en ella las autoridades y sus cómplices. A quienes todavía no se atreven, les pedimos que pierdan el miedo. Les decimos que el respaldo es transversal, no solo de parte de sus compañeros dirigentes sino de quienes sentimos a la Universidad de Talca como un segundo hogar. Después de todo, pasamos más de un tercio de nuestra vida estudiando Derecho (esperamos que eso no los desanime).

Desde afuera queremos colaborar, expresando públicamente nuestro sentir. Si bien no podemos estar materialmente con ustedes, sí podemos estarlo desde nuestro espíritu, convicción y, ante todo, voluntad. Nos sentimos profundamente orgullosos de nuestras compañeras. Este constituye el cauce natural del avance de la lucha. Las diferencias no solo radican en temas económicos y de acceso, sino también en consideración, trato y respeto. Nuestra intención es promover y difundir sus consignas, entablar nuestro hombro con ustedes. La batalla es amplia y exige destruir los paradigmas impuestos, que solo crean segregación, humillación y dolor.

Que la comunidad se una en una sola voz y erradique todo sesgo de opresión. Ustedes son las combatientes actuales de toda una historia de desigualdad, las herederas del silencio y la marginación que ahora rompen sus cadenas para acabar con esta normalización absurda y degenerativa.

Adelante,  esta pelea recién comienza, pero desde ya le decimos que son excepcionales.

Firman

Atania Carolina Orellana Orellana, Licenciada en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca
Francisco Javier Troncoso Henríquez, Egresado en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca
María Ester Urrutia Olivares, Abogada, Universidad de Talca
Valentina San Martín Donoso, Egresada en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca Maximiliano Esteban Muñoz Iturra, Egresado en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca
Alejandro Esteban Garrido Cruz, Egresado en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca
Aquiles Alejandro Carrasco Navas, Abogado, Universidad de Talca
Sylvia Daniela Picart Monsalves, Abogada, Universidad de Talca
André Alonso Oliveros Montero, Licenciado en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca
Maximiliano Stuardo Hormazabal, Egresado en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca
Mariela Andrea Tapia Norambuena, Egresada en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca
Francisca Gabriela Veliz Urbina, Egresada en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca
Camila Alejandra Rebolledo Sepulveda, Abogada, Universidad de Talca
Alejandra Isabel Arce Salas, Egresada en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca
Fernando Jesús Tapia Ascencio, Licenciado en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca
Andrea Carolina Vergara Mazzey, Abogada, Universidad de Talca
Francisca Macarena Ramos Urra, Licenciada en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca
Natalia Carolina Lillo Vasquéz, Egresada en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca. Constanza Sepúlveda González, Abogada, Univerisdad de Talca
Paulette Karina Romero Sánchez, Abogada, Universidad de Talca
Rodrigo Ignacio Hernández Fernández, Abogado, Universidad de Talca