El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, se ha visto envuelto en una  ola de críticas después de que durante un acto en Corea del Sur con trabajadores expatriados subiera a una mujer al escenario y la incitara a besarle en los labios.

El incidente tuvo lugar en Seúl, cuando dos mujeres, visiblemente emocionadas, subieron al escenario para recibir un libro de manos del presidente. El presidente abrazó y dio un beso a la mejilla a una de ellas, mientras que a la otra le instó a darle un beso en los labios. 

“Tienes que pagarme con un beso, ¿estás preparada para besarme?”, le dijo. Mientras la mujer le ofrecía la mejilla argumentando estar casada, Duterte señaló reiteradamente que lo quería en los labios y, tras el beso, entre las risas incómodas de las mujeres y aplausos y ovaciones del público.

El hecho quedó registrado en un video del canal filipino PTV4, y el mandatario luego se justificó señalando que solo fue una “artimaña” para entretener a las cerca de 3.000 personas que asistían al evento.

No es la primera vez que Duterte se ve envuelto en una polémica de este tipo. Sus controvertidos comentarios machistas incluyen chistes sobre violaciones y han enfurecido a activistas de todo el mundo. Uno de los más graves tuvo lugar en 2016, cuando bromeó sobre el asesinato y la violación de una misionera australiana en 1989, durante la época en que era alcalde de Davao: “Era muy guapa, el alcalde debería haber ido antes, qué desperdicio”. El mandatario también instó este año a los militares filipinos a disparar en la vagina a las rebeldes comunistas.

Mira el video acá: