Durante la semana pasada, la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) destituyó de su cargo al académico y compositor chileno Boris Alvarado, quien se desempeñaba como profesor del Instituto de Música del plantel y es reconocido como fundador del Coro Femenino de la Cámara.

Su salida, que fue confirmada por el prosecretario general de la PUCV Fernando Castillo tras la resolución de un sumario interno en su contra, es debido a las denuncias en su contra por acoso sexual, hostigamiento, ofrecimientos amorosos, comentarios impropios y abuso de su posición de superioridad.

Este caso salió a la luz a fines de agosto pasado, cuando ocho ex alumnas y estudiantes denunciaron a Alvarado, además de otros dos profesores: Rafael Díaz y Eduardo Cáceres. Estos dos últimos, sin embargo, aseguraron en conversación con este medio que son inocentes y que el caso de Alvarado es distinto a su situación. “No somos un paquete”, afirmaron en aquella ocasión.

[Lee también en El Desconcierto: Docentes acusados de abuso de poder y acoso sexual en Música PUCV entregan su versión de los hechos]

“No existen pruebas ni antecedentes”

El 16 de enero de este año, el prosecretario general Fernando Castillo firmó la resolución del sumario interno llevado a cabo por la institución para el caso de Eduardo Cáceres quien, según la denuncia ingresada a la universidad, fue acusado de mantener relaciones sexuales con alumnas, sostener relaciones de pareja con alumnas y acosarlas a través de invitaciones a salir, llamadas telefónicas, correos electrónicos y con mensajes con comentario de tipo sexual.

Sin embargo, el documento establece que el fiscal Hugo Muñoz López solicitó el sobreseimiento definitivo para Cáceres “en la misma resolución en la que se formulan cargos a los profesores Boris Alvardo Gutiérrez y Rafael Díaz Silva”.

“No existen pruebas, ni antecedentes, que permitan comprobar que el señor Eduardo Cáceres haya acosado a alumnas por medio de invitaciones a salir, llamadas telefónicas, correos electrónicos y mensajes con comentarios de tipo sexual, ni que haya abusado de su poder al perjudicar el desarrollo académico de alumnas que han rechazado o finalizado algún tipo de relación con él, con conjnotaciones románticas o sexuales”, dice el documento.

Con esto, la universidad liberó temporalmente de los cargos a Eduardo Cáceres de los casos de abuso de poder y acoso sexual.

Lee la resolución acá:

Resolución sobreseimiento Eduardo Cáceres, PUCV (16-ene-2018) by el desconciertocl on Scribd