Este miércoles el Congreso acogerá la segunda interpelación a un ministro del gobierno de Sebastián Piñera. Después del titular de Salud, Emilio Santelices, mañana será el turno del ministro de Justicia, Hernán Larraín, quien tendrá que explicar por qué decidió retirar el proyecto que buscaba una compensación reparatoria para quienes fueron víctimas de la dictadura, y que fue ingresado durante los últimos días del gobierno de Michelle Bachelet.

Su interpeladora será la diputada comunista Carmen Hertz, presidenta de la comisión de Derechos Humanos, quién presentó la solicitud para convocar esta instancia. Hertz ha sido una férrea defensora de los derechos humanos y se ha encargado de mantener bien viva la memoria histórica. Viuda de su primer marido, Carlos Berger, torturado y asesinado en 1973 por la Caravana de la Muerte y cuyo cuerpo no recuperó hasta 2014, ha dedicado buena parte de su vida a dar la pelea para enjuiciar a los responsables de los crímenes de lesa humanidad cometidos bajo la dictadura de Augusto Pinochet y exigir justicia para las víctimas.

Abogada de profesión, vivió el exilio y también trabajó en la Vicaría de la Solidaridad donde interpuso denuncias, querellas y recursos de amparo por otras decenas de causas de Derechos Humanos. Una experiencia que le sirvió luego, en 1999, para interponer una querella criminal contra Pinochet. Era el 24 de mayo y Hertz, junto con su hijo Germán Berger presentaron una querella criminal contra Augusto Pinochet, el general Sergio Arellano Stark, el brigadier general Pedro Espinoza Bravo, el coronel Sergio Arredondo, el coronel Marcelo Morén Brito y el capitán Patricio Díaz Araneda.

Las consecuencias

El proceso fue instruido por el juez Juan Guzmán Tapia, quien estuvo al frente de la veintena de querellas presentadas en Chile contra el dictador y por lo mismo recibió fuertes presiones. El 8 de junio de 1999, Guzmán ordenó la detención y procesamiento de los cinco militares por el delito de secuestro calificado (con agravantes), cometido durante la caravana de la muerte, en el marco del proceso de extradición del general Augusto Pinochet. La decisión del juez llegó tras un largo trabajo de investigación durante el cual el magistrado tomó declaración a decenas de testigos, acusados y familiares de las víctimas.

La querella criminal de Hertz provocó que, justo un año después, el dictador perdiera su fuero parlamentario, su inmunidad. El 23 de mayo de 2000, el pleno de ministros de la Corte de Apelaciones de Santiago resolvió el desafuero de Pinochet por 13 votos a favor y 9 en contra. El pleno acogió, así, la solicitud de la parte querellante en el caso de la “Caravana de la Muerte”.  La Cuarta, en una nota publicada ese día, publicó la reacción de Carmen Hertz al conocer el resultado de la votación: “La abogada querellante Carmen Hertz, tras conocer el trascendido, se mostró muy satisfecha por el resultado y señaló que de ser cierta la resolución, es un paso muy importante para hacer verdad en el tema de los derechos humanos. Agregó que ‘Pinochet desaforado significa que se le puede interrogar y queda en la condición normal de cualquier chileno ante la acción penal, y dado a lo que hemos alegado y los antecedentes que aparecen en el proceso, él tiene responsabilidad en los crímenes cometidos en el norte por la caravana liderada por Arellano Stark”, reza el texto.

La abogada, hoy diputada por el PC, presentó su primera querella contra Sergio Arellano en 1985 por la ejecución de su marido. Según se explica en el libro “Después de la lluvia: Chile la memoria herida”, de Mario Amorós (2004), la denuncia “fue sobreseída a los 15 días por la justicia militar con la aplicación del decreto-ley de amnistía y además fue procesada a raíz de una denuncia por infamia de las Fuerzas Armadas”.

La Caravana de la Muerte, encabezada por el general Arellano, asesinó a 75 personas de distintos destacamentos de todo el país, de los que sacó a la fuerza a decenas de prisioneros políticos que fueron posteriormente asesinados entre el 16 y 19 de octubre de 1973.

Lee aquí algunas notas de la prensa de la época:

la cuarta-pinochet

pinochet - desafuero

pinochet -desafuero