El candidato a la Presidencia de México por el partido de izquierda Morena, Manuel López Obrador, presentó la semana pasada “Femsplaining”, un documento en el que recoge sus propuestas sobre derechos de las mujeres. El texto, de 28 páginas, plantea los temas más urgentes que afectan a las mexicanas: la elevada tasa de feminicidios, la brecha salarial, la violencia obstétrica, el acoso callejero, el acceso a la educación o la feminización de la pobreza.

Como posibles soluciones, propone acabar con la disparidad cultural, económica y social entre mujeres y hombres; garantizar el acceso universal a la educación y replantear los roles de género; generar condiciones para la autonomía económica de las mujeres, son algunas de las propuestas planteadas.

En materia educativa, Morena sugiere brindar un apoyo de 29 mil pesos anuales para cada alumna del país, incorporar a 150 mil jóvenes a la educación media superior pública e integrar a 5 mil nuevas docentes para acabar con los estereotipos sobre la mujer que se reducen a labores y cuidado del hogar, entre otras. En el tema de la violencia sexual y feminicidios, propone crear protocolos de atención a víctimas con perspectiva de género para no revictimizar a las mujeres.

La propuesta de Morena, pero, no ha estado exenta de críticas ya que no menciona nada respecto al derecho de las mujeres a abortar, una cuestión muy controvertida para él sobre todo por la presencia de partidos ultraconservadores dentro de su propia coalición. Otras de las críticas apuntan a la falta de precisión de las propuestas, que aseguran que se quedan en meras enumeraciones de los problemas sin soluciones concretas.

Sin embargo, la propuesta ha sido defendida por las mujeres de Morena, quienes aseguran que servirá “para visibilizar las problemáticas a las que nos enfrentamos en México”.

Femsplaining también recoge el diseño de gobierno paritario que López Obrador quiere implementar si gana las elecciones del 1 de julio, en las que por ahora se mantiene como candidato favorito.