Este martes al mediodía, las trabajadoras del aseo subcontratadas UC que se encuentran en huelga indefinida sostuvieron una nueva reunión con la empresa Interservice –la mayor contratista del sector del aseo en la Pontificia Universidad Católica– para abordar los puntos que gatillaron su movilización, y que apuntan principalmente a la precariedad de sus condiciones laborales y el prácticamente nulo apoyo de la institución.

Sin embargo, el encuentro –que duró más de cinco horas– no dio luces de avances. “La empresa nos señaló todo el tiempo que no hay plata, que no hay por dónde estirar el chicle”, aseguró Carol Vergara, delegada del sindicato de trabajadores SINTRAC IV.

Es precisamente dicho sindicato, integrado por casi 30 personas, el que se encuentra movilizado, y entre sus principales demandas se encuentran un reajuste de sueldo que alcance los 300 mil pesos y que se equiparen los bonos que reciben por colación y transporte.

Actualmente, los trabajadores reciben una remuneración de 277 mil pesos, y el monto correspondiente a cada bono depende de la facultad en que desempeña sus funciones, por lo que la cifra varía desde los 5 mil hasta los 30 mil pesos, y muchos aseguran que deben cubrir con sus sueldos dichos asuntos, lo que los precariza aún más. Además, aseguran que ha sucedido que los trabajadores hombres de una facultad reciban montos más altos que las mujeres sin razón aparente, y de este modo, desde SINTRAC solicitan que se estandarice en 40 mil pesos cada uno.

En contraste, la única oferta que la empresa ha presentado es un incremento de sueldo de $2.500, en la que insistió en el encuentro de este martes, donde además no presentó  ninguna otra propuesta relativa a los bonos. “Lo único que transaron fue en negociar a dos años, pero no hay ningún otro cambio”, aseguró Vergara.

Del mismo modo, hizo un llamado a las autoridades de la universidad a tomar cartas en el asunto, a “transparentar esto y apoyar a los trabajadores basándose en su catolicismo”. Lo anterior, debido a que en un comienzo desde rectoría ofrecieron mediar en el asunto, pero luego aseguraron que su ayuda fue rechazada, lo que las trabajadoras del gremio niegan tajantemente.

Las movilizaciones de las trabajadoras han sido apoyadas por los dirigentes de la Feuc y estudiantes de dicho plantel, quienes durante el lunes realizaron distintas manifestaciones en la casa central de la universidad y sus alrededores.