El ex presidente español y líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, anunció este martes que se retira de la presidencia de su partido. Emocionado ante la dirección de su partido, Rajoy renunció sin señalar a su sucesor cuatro días después de que ser desalojado del gobierno por una moción de censura impulsada por el Partido Socialista tras una contundente sentencia por corrupción.

“Ha llegado el momento de poner el punto final a esta etapa”, dijo Rajoy, quien consideró que su salida es “lo mejor” para el PP, para él mismo “y también para España”.

Rajoy propuso “la pronta celebración de junta directiva nacional para un congreso extraordinario que abra una nueva etapa” en el partido. Esa reunión se producirá el próximo lunes y determinará la fecha del próximo congreso del PP en el que se realizará el relevo. Por ahora, no concretó qué hará con su escaño, aunque por sus declaraciones todo parece indicar que lo dejaría en las próximas semanas.

Según el ex presidente, los años transcurridos al frente del PP fueron los “mejores” de su vida, sobre todo “por los beneficios aportados a España”. Y agregó: “Seguiré con vosotros, no me imagino mi vida fuera del PP”.

Rajoy aprovechó su despedida para sacar pecho de su tarea de gobierno y criticar la moción de censura de Pedro Sánchez, de quien dice que se alió con “la izquierda populista y el independentismo” par llegar a La Moncloa. “Ese estigma acompañará a ese gobierno y al PSOE, que ha dilapidado toda su herencia por un proyecto de futuro incierto y pésimos compañeros de viaje”, espetó en referencia a los partidos independentistas catalanes y vascos que apoyaron la moción.

“No son los españoles los que han censurado al PP, sino nuestros adversarios políticos jaleados por el populismo. No nos han censurado los ciudadanos, es nuestra tranquilidad y nuestra fuerza”, afirmó antes de recordar que la responsabilidad de un eventual fracaso del gobierno “tendrá que ser repartida entre todos los que han participado en esta operación”.

El discurso del  ex mandatario provocó largos aplausos de la directiva del PP que lo acompañó arriba del escenario. Cuando creyó que las ovaciones a sus palabras ya eran suficientes, Rajoy espetó: “¡Joder, que alguien pare, coño!”

Mira el video de la reacción de Mariano Rajoy aquí: