La gira que está realizando la Selección Chilena de Fútbol, al mando de Reinaldo Rueda, se ha visto marcada por la incorporación de jugadores jóvenes, para que sumen experiencia, y altos para elevar el promedio de estatura.

Factores de primera necesidad en el nuevo proceso que busca realizar el recambio generacional del seleccionado adulto de La Roja.

Si bien sólo suma dos partidos, con una derrota y una victoria, el balance es positivo. Al menos en el cumplimiento de este objetivo.

Según informa La Tercera, si se compara a los que participaron del último duelo oficial de la Selección, ante Brasil, el día que quedó sentenciada la eliminación de Rusia 2018, con los que fueron parte del triunfo amistoso sobre Serbia el lunes, las diferencias son notorias.

El promedio de edad del equipo bajó de 30,5 a 24,6 años. Por su parte, el promedio de estatura se aumentó de 176 centímetros a 181.