A partir de las declaraciones de patrimonio de los parlamentarios del Frente Amplio, La Segunda elaboró un ranking inmobiliario que se enmarca en la polémica protagonizada por el líder de Podemos en España, Pablo Iglesias, quien compró un chalet avaluado en 600 mil euros (más de $430 millones chilenos).

La investigación reveló que solo 10 de los 21 parlamentarios del sector tienen bienes inmuebles, con la diputada del Partido Humanista Pamela Jiles encabezando la nómina con un total de $340.116.307. La parlamentaria sostuvo que esto se explica “por mi ejercicio profesional, muy bien pagado por una larga vida de trabajo, pero además por herencias, porque vengo de una familia rica, he sido una persona del espectro económico más alto del país”.

Jiles se explayó asegurando que “efectivamente, tengo una casa que corresponde al nivel de vida del sueldo que he ganado. Yo debo ser uno de los pocos parlamentarios que se empobrecen con la dieta parlamentaria”.

En el segundo lugar del ranking se encuentra Alejandro Bernales del Partido Liberal, con un patrimonio de $99.710.432. El podio lo cierra el diputado de Revolución Democrática Miguel Crispi, quien declaró una propiedad ubicada en Providencia avaluada en $60.373.480.

En tanto, de los 11 parlamentarios que no declararon inmuebles, se encuentra Giorgio Jackson, Gabriel Boric, Tomás Hirsch, el senador Juan Ignacio Lattorre, Catalina Pérez, Maite Orsini, Renato Garín, Gonzalo Winter, Diego Ibáñez, Gael Yeomanss y Camila Rojas.