La sala del Senado rechazó el proyecto de ley que modificaba la Ley General de Educación y establecía la obligación de que todos los establecimientos educacionales con financiamiento público debían ser mixtos.

La votación tuvo 20 a favor y 15 en contra y una abstención, sin embargo, el proyecto necesitaba 23 apoyos. La iniciativa no llegó a buen puerto debido a que los senadores de Chile Vamos no apoyaron el proyecto presentado por Yasna Provoste, Jaime Quintana y Juan Ignacio Latorre.

Nosotros consideramos que el gobierno no acogió la principal demanda del movimiento feminista en la cuenta pública que es educación no sexista. Eso parece que no lo escucharon“, señaló el senador Latorre

“Nosotros con este proyecto que es un avance mínimo, queda un 3,7% de la matrícula de colegios que están segregados por género. Era un avance mínimo en el que esperábamos contar con el apoyo de la derecha. Y votaron en bloque en contra, hablando de una perspectiva retrógrada”, agregó.